Cómo canalizar la rabia contenida tras la ruptura

rabia-contenida
Las emociones y los sentimientos no son positivos o negativos. La rabia es tan importante como cualquier otra vivencia emocional. De hecho, experimentar ira después de una ruptura es saludable puesto que te permite protegerte a nivel psicológico de una historia que no pudo ser. Es decir, por una pura cuestión de supervivencia emocional, la rabia te ayuda a marcar distancia de esa persona. Sin embargo, puede ocurrir que en una situación así reprimas la rabia porque consideras que mostrarla es algo negativo. En ese caso, te censuras a ti mismo. ¿Cómo puedes expresar este malestar interno?

La ira reprimida puede hacerte enfermar

Si sufres un desamor no puedes hacer como si no hubiese pasado nada. Una cosa es ser optimista en este punto y otra muy distinta ignorar los propios sentimientos. Necesitas desahogarte. Decide cómo vas a hacerlo. Puedes compartir tus miedos, angustias y tristezas con personas de tu confianza. Pero también puedes escribir un diario.

Pon en práctica la ética socrática

La ética socrática es la ética de la virtud, la ética del bien. Cuando vives un desamor, la rabia puede llevarte a buscar algún tipo de venganza. Por ejemplo, herir los sentimientos de la otra persona. Sin embargo, como explica la ética socrática, la práctica del bien te perfecciona como ser humano. En cualquier circunstancia, también en una ruptura. No conviertas tu ira en una excusa para alimentar el resentimiento. ¿Qué hacer entonces? Haz lo correcto. “Conócete a ti mismo” siguiendo la propia apelación socrática.

catarsis

Catarsis emocional

Gracias a tu capacidad de empatía, puedes canalizar tus sentimientos a través del lenguaje del cine, el teatro, la música y la literatura. Por ejemplo, cuando lloras viendo una película, tu alma se desahoga. Y no solo puedes experimentar una catarsis a partir de una historia que muestra la tristeza del desamor, en este momento, también puedes liberarte a partir del humor. Un humor que te ayude incluso a reírte de ti mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *