Cómo asumir un fracaso sentimental


Existen muchos tipos de fracasos distintos pero por encima de las derrotas profesionales, lo que de verdad deja huella en el corazón humano es la derrota sentimental, el hecho de haber apostado por una historia y haber fracasado. En ocasiones, esa derrota no tiene un valor aislado sino que se suma a otros fracasos de la vida, como por ejemplo, otras rupturas de pareja, distanciamiento de amigos, soledad… ¿Cómo asumir un fracaso sentimental con la madurez suficiente para sanar las heridas cuanto antes en una ruptura de pareja?

Asume tu parte de responsabilidad

En una ruptura de pareja es mejor evitar etiquetar los roles en función de buenos y malos porque cada persona tiene su parte de responsabilidad en lo sucedido. En ese caso, a nivel individual, una persona solo avanza cuando asume cuál ha sido su error. Pero además, cuando adoptas esta posición también dejas de lado el victimismo tan propio de un proceso de autocompasión. La otra persona es imperfecta, tiene manías y defectos. Algo que también puedes observar en ti mismo.

Contar las cosas tal y como han sido

Es positivo ser sincero con uno mismo y contar cómo han sido las cosas a las personas de confianza sin adornar la realidad. Es decir, sin culpabilizar más al otro de una forma consciente sino buscando la objetividad dentro de lo posible (la objetividad es muy difícil de alcanzar porque cada persona interpreta su realidad de acuerdo a su percepción personal).

Tener madurez

Es importante tener madurez para decir adiós dando las gracias por todos los buenos momentos compartidos y deseando también lo mejor en esa nueva etapa a la expareja. Decir adiós con elegancia es un buen punto de partida para asumir un fracaso personal y transformarlo en una oportunidad de aprendizaje buscando la introspección. Puede que no sea fácil pero merece la pena intentarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *