Cinco gestos de desinterés en el enamoramiento

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter1Share on Google+0

desinteres
El enamoramiento es una etapa de conocimiento en la pareja. Con frecuencia, el sufrimiento perdura en el tiempo porque una historia se prolonga durante más tiempo del deseado porque los gestos, en sí mismos, muestran distancia y frialdad. ¿Cuáles son los gestos de desinterés?

No te llama cuando dice que lo hará

¿Cuántas veces ha roto tus expectativas porque has estado pendiente del teléfono móvil y finalmente, no te llamó como dijo que lo haría? No pasa nada porque esto ocurra de vez en cuando, sin embargo, sí tiene importancia que suceda con mucha frecuencia. Sencillamente, porque no es un buen síntoma que esa persona no dé importancia a su palabra.

Sensación de insatisfacción constante

Más allá de cuáles sean sus acciones externas y sus palabras hacia ti, en tu interior, tienes una sensación de vacío que te duele. Aquello que recibes no es suficiente. Por tanto, intenta analizar no solo sus acciones, sino también, el efecto que producen en tu estado de ánimo.

No existe relación de causa y efecto

El amor no es una ecuación matemática, sin embargo, sí es positivo que exista una coherencia en el argumento de la historia. Si no encuentras una evolución en este noviazgo, si sientes que no existe un hilo conductor sino que esta historia avanza más por tu propio deseo, entonces, reflexiona al respecto.

Das más de lo que recibes

Sabes que tú te implicas más en esta historia de amor, sabes que tu aportación a esta historia es alta, sin embargo, notas cómo tu pareja no está en el mismo punto que tú. Esta desigualdad en la balanza te produce resentimiento e ira crónica como consecuencia de la tristeza que sientes en tu interior por sentirte infravalorado.

distancia

Estás en un segundo plano

A veces es el trabajo y en otras los amigos, pero lo cierto es que por uno u otro motivo siempre existe algo más importante que tú. Y así te lo hace notar aunque no te lo diga con palabras, lo expresa con sus hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *