Armas de mujer


Mucho se ha dicho sobre las armas de mujer a lo largo de la historia. Sin embargo, durante muchos siglos, se consideró que el mayor valor femenino en el arte de la conquista tenía que ver con su aspecto físico. Está claro que el juego de la mirada, una sonrisa bonita o el atractivo físico pueden ser un imán a la hora de atraer el interés de alguien especial. También es positivo que sepas sacarte el máximo partido a ti misma, adaptando la moda a tu estilo y a tu personalidad. Hasta hace no mucho tiempo, el rol de la mujer era el de ser seducida, sin embargo, ahora, las cosas están cambiando ya que ellas, también toman la iniciativa.

Pero por supuesto, también conviene destacar que existen armas de mujer mucho más potentes que las meramente físicas. Por ejemplo, una persona con una gran seguridad en sí misma, que muestra dicha seguridad en su forma de caminar a través del lenguaje corporal, también transmite un nivel de atractivo alto. Por otra parte, la inteligencia tiene la capacidad de cubrir con creces, las carencias físicas. Alguien que tiene inquietudes, con una conversación variada, con las cosas claras y opinión formada sobre la realidad, resulta mucho más interesante que una persona que es muy guapa pero que no tiene el mismo nivel de cultura.

La belleza física atrapa durante un tiempo breve, en cambio, la inteligencia te puede cautivar para siempre. La mejor arma de seducción es sencilla: intenta ser tú misma siempre, no te comportes como alguien diferente, no quieras emular a nadie porque tienes motivos suficientes para admirarte a ti misma y para quererte. De esta forma, seguro que otras personas también saben valorarte y ver quién eres. ¿Cuáles crees que son las principales armas de mujer?

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *