Amores no correspondidos de San Valentín


San Valentín es un día para el amor. Pero está claro que cada persona vive ese día en base a sus circunstancias. Mañana habrá muchas personas que recordarán un poco más la huella de ese amor no correspondido que tal vez, todavía no se ha superado. Las heridas del corazón cicatrizan de una forma mucho más lenta que las de la piel. Y además, no siempre es fácil encontrar la receta para aliviar el dolor de una forma definitiva.

El cine es un vehículo de reflexión positivo y humano gracias a la empatía que cualquier espectador puede sentir cuando se siente identificado con la historia que disfruta. Pues bien, existe una película interesante para reflexionar sobre el amor no correspondido: Vacaciones, protagonizada por Cameron Diaz y Kate Winslet.

Por otra parte, conviene precisar que algunas personas sufren mucho más ante el desamor porque asocian a nivel interior el hecho de no ser correspondidas con sentirse perdedoras. En realidad, el amor no es una batalla que hay que ganar, simplemente, es algo que sucede o no por ambas partes.

La aceptación es la mejor forma de avanzar. De lo contrario, en caso de dar vueltas y vueltas a la cabeza, es posible que te quedes estancado en la situación presente. Aquellos que mañana harán frente a un amor no correspondido, deben tomar como reto no gastar ni un mínimo de energía pensando en ese tema por San Valentín.

Disfruta de las cosas buenas de tu presente. No pienses en aquello que te falta. Como punto positivo, el dolor del desamor te ayuda a crecer y a ser cada día, un poco más sabio a la hora de afrontar la tristeza que surge del rechazo. Además, debes tener esperanza y confiar en tu futuro porque el amor verdadero surge cuando menos te lo esperas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *