Consejos para las primeras citas


Si estás empezando a salir con alguien o, tienes pensado pedirle una cita a alguna persona, aquí tienes algunos consejos que te pueden ayudar para que todo salga mucho mejor durante las citas:

– Olvidar el pasado
No hay una razón contundente por la que tengas que hablar de tus anteriores relaciones. No dejes que las sombras del pasado entren en esta nueva relación. Hablar de cualquier cosa, pero intentad que las relaciones amorosas queden fuera. Hay muchas otras cosas maravillosas con las que seguro empezáis a conoceros mucho más.

– No es una entrevista, es una cita
Cuando estés con esa nueva persona, recuerda que no estás en una entrevista ni en ningún interrogatorio. Las preguntas constantes pueden estropear la cita. Si interrogas a la otra persona, lo más seguro, es que esa sea la última cita.

– Cuidado con “nosotros”
Aunque hayáis tenido varias citas, no introduzcas demasiado pronto la palabra “nosotros” en las conversaciones. Si lo utilizas demasiado pronto, puedes agobiar a la otra persona e incluso hacer que se incomode.

– Preservar la individualidad
El resto del mundo sigue existiendo. Puede que vuestras citas salgan muy bien pero, recuerda que tú sigues teniendo una vida que no debes olvidar: amigos, familia… si sólo te preocupas en quedar con esa nueva persona, puede que la agobies y que se sienta presionada. Si esa persona sigue haciendo su vida de manera normal, no tienes por qué enfadarte.

– Cuida la imagen
Que veas que todo va saliendo muy bien y que poco a poco podéis llegar a ser una pareja, no significa que tengas que abandonar tu aspecto. Debes seguir arreglándote, perfumándote… no te abandones.

Relaciones laborales


Lee atentamente para saber si este es tu caso: has conocido a una persona en tu trabajo. Poco a poco te has dado cuenta de que te gusta pero, has notado que ella ni siquiera se ha fijado en ti. Tú crees que no eres su tipo y además te da mucho miedo empezar una relación con un compañero de trabajo. La observas todos los días y te has dado cuenta de que ha rechazado salir con un montón de gente… tú no vas a ser diferente. ¿Qué es lo que puedes hacer?

Plantéatelo seriamente e intenta superar esa timidez que te puede poner tantas trabas en la vida. Si llevas mucho tiempo detrás de esa persona intenta aparatar ya ese concepto de “compañero de trabajo”. Fuera del trabajo todo el mundo tiene una vida y lo que tú quieres intentar es conocerla en esa vida.

Debes saber si esa persona tiene pareja o no, ya que esto si debe ser un problema para intentar comenzar un coqueteo con ella. Debes confiar y estar seguro de ti mismo. No te infravalores por tu imagen, ya que, viendo a una persona desde la distancia puedes creer saber cuáles son sus gustos, pero en realidad, no lo sabes con exactitud.

Piensa, que esa persona puede que no tenga ese mismo problema en pensar que eres un compañero de trabajo. Eso está muy bien, ya que, si finalmente te atreves a empezar a flirtear, ella estará mucho más relajada (si le gustas) y todo será mucho más natural. Si obtienes un “no” por respuesta, no insistas.

Amores maduros


El amor maduro es ese tipo de amor que se consigue en las parejas que llevan años y años de unión. Llega un momento, que las personas están juntas por qué en realidad quieren estar juntos y o les importa nada más. Los amores maduros se caracterizan por la aceptación, el apoyo emocional, el compromiso, la tranquilidad, el respeto, el cuidado, la bondad, la amistad y la consideración que reinan en la relación.

Llega un momento en el que el amor se mira a través de una ventana de una habitación imaginaria en la que se puede observar el paso de los años y la compañía con la que se ha elegido vivir el resto de los días. Hay gente que cuando mira por esa ventana se da cuenta de que hay un tren que ha pasado por delante y no han cogido. En esos momentos hay que recapacitar y pensar por qué no se eligió subir a ese tren.

El amor se convierte en un trabajo de dos en el que hay que “fichar” todos los días. Durante la vida en común, hay que crecer juntos como personas y hay que preocuparse porque el respecto reine en la pareja. Aunque el amor surja en personas de mucha edad, este siempre quiere gritarse por todos los rincones del universo sin miedo a ese posible fracaso que siempre puede aparecer.

Da igual que llegue a los 80 que a los 30, el amor siempre es amor y el más perfecto es el que se desarrolla durante años sin miedo a nada.

Invitar a comer a esa persona que te gusta


Crees que le gustas a esa persona que tanto te observa desde su puesto de trabajo, pero ninguno os atrevéis a dar ningún paso. Cuando te paras a pensarlo, te das cuenta de que cuando estáis en grupo todo es diferentes, charláis, os reís, etc. pero cuando estáis solos o en la distancia, esas miradas se transforman en algo más. Decídete y da tu el paso. Invita a esa persona a comer. Si tienes dudas, no te preocupes, es normal.

A veces es fácil saber cuándo una persona está interesada en ti pero, en otras ocasiones es difícil. Observa detenidamente su comportamiento. Ten en cuenta que esa persona pude ser muy tímida y que una actitud demasiado impulsiva podría “asustarla”. ¿Cómo pides a esa persona que vaya a comer contigo? Debes intentar ser muy natural. Aunque lleves todo el día pensándolo, no te prepares ningún discurso demasiado espectacular puesto que, lo normal, es que en el momento más importante te quedes en blanco y todo sea un desastre.

Intenta conocer los planes que tiene para ese día. Si según se va desarrollando la conversación, ves que ese día es imposible, intenta fijar otra fecha para la comida. Intenta que vea que, en principio, en una comida de compañeros o amigos. Si dejas demasiado claro que quieres otra cosa, puede que no le haga demasiada gracia tu atrevimiento.

Si consigues la cita y todo sale bien, debes intentar quedar para otro día. Poco a poco podrás ir aumentado los días y en vez de comer una vez en semana puede que quedéis dos, siempre que sea en un buen restaurante.

Reavivar la llama del amor


El divorcio es un fenómeno muy común en nuestra sociedad hoy en día. Cuando los ex, son preguntados por qué se han separado, los motivos más normales son las «diferencias irreconciliables» o la infidelidad por parte de uno de los dos. Esto puede sonar un poco ingenuo pero, un matrimonio no tendría diferencias irreconciliables o uno de los cónyuges buscaría consuelo en otra persona si el amor no hubiera desaparecido en la relación. El amor, fue el que unió a la pareja y al apagarse su llama, se apagó todo.

Para avivar la llama del amor y evitar que este desaparezca, las parejas casadas deben hacer el esfuerzo de añadir cosas nuevas y de forma continuada en su vida. A continuación tienes algunos consejos que te pueden ayudar.
SEGUIR LEYENDO «Reavivar la llama del amor»

Enamorada del novio de mi mejor amiga


Enamorarte del novio de tu mejor amiga es lo peor que te podía pasar. Te llevabas tan bien con el novio de tu amiga que al final te has acabado enamorado de él. ¿Se lo dices a tu amiga? ¿Se lo cuentas al chico? ¿Piensas que él también te desea? ¿No dices nada por respeto a ella? Te damos algunos consejos para salir de esta complicada situación de parejas.

Es evidente que a ninguna mujer le gustaría traicionar a su mejor amiga, y menos liándose con su propio novio. Es algo que muy pocas mujeres serían capaces de perdonar y seguramente pierdas su amistad. Pero la vida está llena de sorpresas y todas nos podemos enamorar de la persona equivocada. Tenemos que asumir nuestros sentimientos y actuar de la mejor forma posible para ni hacer daño a las personas que apreciamos.

Lo primero que debes hacer es reflexionar profundamente, lo importante es diferenciar si se trata de capricho o amor verdadero. Puede que te guste porque te de morbo simplemente porque se mete en la cama de tu amiga y tu también quieres probar. Puede que quitándole el novio demostrarías que eres mejor que ella. Si es eso, mejor no lo hagas.

Por otro lado, puede que te hayas enamorado realmente del novio de tu amiga y estés sufriendo mucho por la situación. Le deseas con toda tu alma, pero no puedes fallar a tu amiga. Tampoco es recomendable mantener una relación a escondidas, al final las cosas se acaban descubriendo y sería mucho peor.

Solamente debes dar una paso si estas convencida de que él siente lo mismo por ti. En ese caso, antes de meterte entre las sabanas de la cama del novio de tu amiga, háblalo con ella, seguramente se enfade mucho, no te hablará en semanas o incluso meses, pero se dará cuenta que has sido sincera y se lo has contado antes de engañarla a sus espaldas.

Si no te corresponde, o no lo tienes claro, acéptalo cuanto antes y olvídate de él por todos los medios. No juegues sucio. Ten un poquito de dignidad y ponte en la piel de tu amiga, seguro que no te gustaría nada que te quitasen a tu novio. Piensa mucho antes de actuar, o podrías arrepentirte.

Notas románticas


De vez en cuando, todos necesitamos saber que somos amados y deseados por nuestra pareja. Saber que alguien nos quiere, nos hace sentirnos mucho mejor con nosotros mismos, consigue que mejore nuestra autoestima y nuestro bienestar general. Definitivamente, saber que alguien nos quiere es maravilloso. Nosotros, también debemos hacer sentir a la otra persona que la queremos y que es necesaria en nuestras vidas.

Tampoco hay que exagerar demasiado y conseguir que nos agobiemos, o que la otra persona se agobie. Muchas veces, una simple, clara y concisa nota amorosa puede ser suficiente. ¿Cómo se hacen las notas de amor? Realmente no es difícil hacer una nota de este tipo. Si bien, existen diferentes maneras en las que redactar una carta de amor, lo mismo sucederá con las notas. Siempre debe estar presenta la creatividad personal, que es la que marcará los límites.

Se debe ser sincero. Una nota de amor, no tiene por qué ocupar una hoja entera, muchas veces, una simple frase servirá para hacer muy feliz a la otra persona. Recuerda que las notas son sólo notas. Están destinadas a ser leídos de manera rápida. Un simple «Te amo» escrito en un post-it y pegado en el interior de la cartera o del bolso es lo más romántico que te puedas imaginar.

En una bonita nota, puedes recordar a tu pareja algún momento divertido y romántico que habéis pasado los dos juntos. Haciéndola recordar algunos de esos buenos momentos, “refrescarás” la felicidad y afecto compartido durante esos momentos.

Llamar a la otra persona por primera vez

telefono
Hombres y mujeres no siempre utilizan todo su cerebro cuando se trata de comenzar una relación potencial. Muchos se diseñan sus propias reglas; primero un mensaje, luego no cojo una llamada para hacerme la/el interesante… pero la regla que más se utiliza en la de las 24 horas. La mayoría de las personas trata de esperar un día completo antes de llamar a esa persona nueva. Pero, si esta regla no se sigue, no significa que algo vaya mal.

Si finalmente no te llama una vez que hayan pasado esas 24 horas puedes pararte un momento, antes de entrar en pánico, y pensar por qué no te ha llamado: puede tener demasiado trabajo, ha tenido que salir de viaje… O simplemente, la verdad, es que no le interesas y finalmente ha decidido no llamarte. Si realmente le gustas a alguien y no tiene otro compromiso, está claro que no tardará en llamarte.

Es importante que leas todas las pistas que te deja esa persona durante esa “primera” cita para saber si te va a volver a llamar o no. No pierdas tiempo ni energía esperando a esa persona. Si tú tienes el teléfono, realiza tú esa primera llamada. Después de esa conversación telefónica sabrás si la relación va a tener futuro o no. Muchas mujeres no se atreven a llamar por que todavía creen que es él, el que tiene que llamar; ¡chicas! estamos en el siglo XXI.

No cometas el error de guardarte ese mensaje o ese mail que te mandó una vez para poder leerlo todos los días las cosas tan bonitas que te dijo. Eso sólo hará que te cierres en banda a otros nuevos candidatos que puedes tener a tu alrededor.

Saber si le gustas a una chica


A veces, saber si una chica se siente atraída por ti, es una tarea bastante difícil. Si finalmente averiguas que le gustas a una chica y tú no tienes ningún interés en conocerla, no alargues una situación que a ella puede hacerla sufrir. Cuando le gustan a alguien seguro que más tarde o más temprano te lo hará saber. Aquí tienes algunos signos que debes buscar en la otra persona para saber si le gustas o no:

1. Si ya tienes alguna sospecha y tenéis una reunión de amigos próxima, pregunta al organizador de la fiesta su reacción al saber que ibas tú. Seguro que si os vais a ver pronto y en principio ella ya tenía planes, hará todo lo posible por cambiarlos y acudir a la fiesta en la que te podrá ver.

2. Cuando mantienes conversaciones con ellas, dichas conversaciones van a ser torpes y forzadas. Después de todo, seguro que ella apenas te estará escuchando debido a lo nerviosa que estará. Seguro que puedes notar como el tono de voz es bastante neutro. Esto no es nada negativo, al contrario, estará bastante ausente y además intentará disimular lo que siente por ti.

3. Te mirará desde la distancia, pero cuando tú te acerques puede que muestre indiferencia. No te preocupes, es algo normal al intentar ocultar sus sentimientos.

4. Intentará saber de manera sutil cosas sobre ti y cuando será la próxima vez que os veáis. Si de verdad te gusta, dale toda la información que te pida sin hacerte de rogar.

Diferentes tipos de besos


A continuación encontrará una gran variedad de besos que puedes poner en práctica con tu pareja:

– Butterfly: junta tu cara con la de tu pareja y mueve tus pestañas contra la de ella.

– Beso en el lóbulo de la oreja: si estáis empezando a “acaloraros” este es un buen beso, sobre todo si succionas un poco el lóbulo. Evita los ruidos fuertes.

– Esquimal: frotar suevamente vuestras narices.

– Congelado o derretido (como tú prefieras): Colócate un pequeño pedazo de hielo en la boca y pasároslo mientras os besáis. Un buen beso con lengua, pero mucho más frío.

– Beso en el pie: el beso en los pies es de lo más erótico. Intenta no hacer coquillas. Chupa suavemente os dedos del pie y después, ligeramente, besa el pie. Realiza un pequeño masaje mientras besas.

– Beso en la frente: este es un beso bastante maternal o amistoso. Simplemente debes colocar tus labios suavemente en la frente. No aprietes demasiado.

– Beso en la mano: levanta suavemente la mano de la otra persona y junta tus labios. Históricamente, este beso siempre ha significado respeto.

– Beso en el cuello: este es otro de los más eróticos. Lo mejor es que lo acompañes de suaves y sexys mordiscos hasta que llegues a la boca de tu pareja.

– Tigre: escondido detrás de tu pareja, atacarás como un tigre cuando menos se lo espere. Muerde suavemente su cuello y ve girando su cuerpo hasta encontrarte con sus labios.

– El hablador: mientras vas rozando sus labios con los tuyos, susurra frases dulces (y eróticas). Cuando la otra persona se lance a besarte, puedes retirarte y decirle que te deje continuar con tu conversación. Esto es muy sexy.