Amor virtual


Vivimos una época de grandes avances tecnológicos, y con ellos la aparición de nuevas formas de comunicarnos con los demás e incluso llegar a encontrar pareja: vía Internet.

Pero ¿son éstas relaciones romances reales o simplemente acaban en ilusiones pasajeras? Son muchas las parejas que se aman en la distancia e incluso tardan meses en verse físicamente.

El principal problema de éstas historias de amor es el riesgo de idealizar a la otra persona. Fuera de la vida cotidiana, agobios y prisas es más fácil pensar que la persona que está al otro lado nos entiende perfectamente en cada momento. También influye el hecho de que ambos encuentren el momento más idóneo para charlar ya que no es lo mismo hacerlo con prisas, que tener ese momento para dedicarlo por completo a la otra persona.

Otro de los problemas a los que deben hacer frente estos “romances cibernéticos”, es que con el tiempo los sentimientos pueden enfriarse ya que es necesario sentir un contacto diario para que el amor se haga más fuerte y real. De no ser así, se requiere que haya cierta cotidianidad de cada uno, para que la relación se haga más fuerte y sentir que existen algo más que sensaciones cibernéticas.

En efecto el amor a distancia requiere mantener la esperanza de encontrarse juntos algún día. Un motivo por el que luchar en éste tipo de relaciones para compensar de alguna manera esa ausencia de contacto físico, tan vital en la relaciones de pareja. Es sabido que estar enamorado trae consecuencias muy beneficiosas para la salud y el estado general de las personas. Además aumenta los niveles de inmonoglubina reforzando nuestro sistema inmunológico.

En determinados casos algunas parejas habrán llegado a vivir romances reales por Internet y en otros, no pasaron de ser una ilusión pero en cualquier caso si se siente amor verdadero valdrá la pena intentarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *