Diferencias entre amor y amistad


¿Qué es la amistad y qué es el amor? ¿Hay alguna diferencia entre amistad y amor? Estas son preguntas que siempre han intrigado a mucha gente. Por desgracia, no se puede dar una respuesta concisa a estas cuestiones. Lo único que se puede precisar es que ambos se complementan entre sí y que la amistad es un subconjunto del amor.

La amistad no es un estado de ánimo, es un acto. Es algo que se hace y que se tiene. Es una relación equilibrada entre las personas. Puede darse con una o con varias personas. Varía de persona a persona. El amor se mantiene con la amistad aunque, a veces, la sobrepasa cuando dos personas comparten ciertas intimidades que lo hacen más grande que la amistad.

La amistad y el amor no son la misma cosa. No necesitas dar explicaciones a tus amigos ya que tu relación de amistad tan profunda que la mayoría de las cosas son automáticamente entendidas por nuestros amigos. Un elemento primordial en el amor es el aspecto físico. La amistad tiene sus límites definidos y no importa lo cerca que se encuentre un amigo, carece de intimidad física.

En una relación amorosa, las personas tienen una sola persona a su lado. Es posible que haya numerosas personas a las que puedas llamar amigos o buenos amigos, pero sólo existe una persona a la que puedes llamar amor. La amistad puede durar toda una vida como lo hace el amor, pero es posible que desaparezca antes el amor que la amistad.

Reconocer a un verdadero amigo


El ser humano no puede vivir aislado de la sociedad, necesita tener relaciones interpersonales, conocer personas y establecer enlaces con ellas. La mayoría de las personas necesitan sentirse importantes como mínimo por una otra persona. Algunos desean tener una gran cantidad de amigos para así sentirse bien, mientras que otros consideran que los verdaderos amigos se cuentan con los dedos de una mano.

Los amigos de verdad siempre están junto a ti en las buenas y en las malas. Sin embargo, a lo largo de la vida no siempre nos encontramos con personas sinceras y que nos ofrecen una amistad sin condiciones ocultas. Algunas personas sólo desean tener amigos para aprovecharse de ellos. Por eso es importante, saber si alguien es verdaderamente tu amigo.

Las únicas personas que merecen llamarse amigos tuyos deben estar junto a ti, apoyándote tanto en los momentos felices como en los más difíciles, no te juzga pero te ayuda, no miente, no te ofende, no te engaña y respeta siempre tu dignidad personal.

Un amigo fiel te aprecia y te quiere por lo que eres, nunca te da la espalda, te escucha y te entiende aun cuando no comparta tu punto de vista, te defiende ante la injusticia y te da consejos para que tomes buenas decisiones.

Recuerda que quien tiene un amigo, tiene un tesoro, conserva tus amistades y llegarás lejos.