5 motivos por los que no deberías perdonar una infidelidad

chica-en-la-playa
La infidelidad es una experiencia que puede darse en el amor. Cuando se produce una situación de este tipo, surge una decisión muy importante: la de perdonar o no hacerlo. En realidad, también es posible perdonar lo ocurrido a nivel interno pero decidir no continuar con esa persona. Existen situaciones concretas en las que las personas llegan a la conclusión firme de que no quieren continuar con esa relación tras lo sucedido. ¿En qué casos se produce esa situación?

Ya has pasado por esto en numerosas ocasiones

Cuando la desconfianza se ha roto en tantas ocasiones que las palabras de tu pareja han dejado de tener significado real para ti porque cuando el episodio recurrente de la infidelidad forma parte del guión de esta historia, entonces, la libertad de pasar página te ayudará a recuperar el control de tu vida.

La infidelidad rompe con tu idea del respeto

El amor está impregnado de valores que pueden ser totalmente incompatibles con la infidelidad. Esto hace que algunas personas sientan que incluso queriendo a la otra persona, no pueden hacer como si no hubiese pasado nada porque el recuerdo de lo ocurrido ha marcado un punto de inflexión entre ambos.

Tu pareja no se implica como te gustaría

Pasar página después de una infidelidad es un proceso complejo que requiere de la colaboración de ambos. Sin embargo, si tu pareja espera que le perdones sin que muestre una actitud de compromiso y de responsabilidad al darse cuenta del daño que te ha causado, entonces, recuerda que el amor es un tema de dos.

La relación ya estaba en punto muerto

A veces, ocurre que el impacto de la infidelidad solo es el desenlace de una secuencia previa de signos, síntomas y hechos que indicaban que esa relación no iba bien. Sin embargo, los protagonistas habían mirado hacia otro lado.

hombre-con-camisa-de-cuadros

Libertad

En una situación de este tipo, puedes recibir consejos por parte de personas cercanas a ti. Sin embargo, esas personas te hablan desde su visión y experiencia de vida. Tú eres libre de tomar la decisión que creas conveniente porque se trata de tu historia. Y si no quieres continuar con esta relación, eres libre de hacerlo sin tener que justificarte por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *