Valores en la pareja
Los valores son ese sustrato emocional que basa la ética de una persona. En determinados contextos históricos, la ética podía explicar con más facilidad la moral de un pueblo. Sin embargo, hoy día, el individualismo ha derivado en el relativismo ético, es decir, en el todo vale. O más bien, en la sensación de que es uno mismo el responsable de sus acciones y de su propio modo de obrar.

Pues bien, los valores dentro de una pareja son fundamentales y necesarios, por ello, en caso de que dos personas tengan dos modos de ver el mundo que sean totalmente incompatibles, puede resultar muy difícil una relación. A menos que una de las dos partes ceda. Pero por supuesto, para ceder, tiene que haber una recompensa porque se trata de hacer un esfuerzo que debe compensarte a nivel interior. A veces, dicha recompensa brota de una forma directa del propio amor y es que, en la medida en que haces un esfuerzo por alguien a quien quieres de verdad, también te sientes mejor contigo mismo.

Por ejemplo, puede suceder que ella quiera casarse por la iglesia mientras que él, simplemente, desea optar por la convivencia. Llegado el momento, puede que él ceda y también, quiera casarse por amor a su pareja y por hacerle feliz en este punto. A lo largo de la vida, es esencial aprender a ceder y no escuchar únicamente las necesidades propias sino dar también espacio a los deseos ajenos.

Los valores de una pareja deben ser complementarios pero también, fuertes. Por ejemplo, una relación en la que se valora de verdad la fidelidad y el respeto al otro, entonces, tiene más opciones de pasar toda la vida en común. En cierto modo, la infidelidad es una falta de honestidad con uno mismo y con el otro.