Tres situaciones que ponen a prueba el verdadero amor

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


El amor se fortalece o se debilita a partir de circunstancias ante las que las parejas reaccionan de un modo distinto. Existen situaciones de dolor que pueden unir todavía más a los enamorados, o por el contrario, pueden debilitar el vínculo. Cuando una pareja se siente desbordada de un modo negativo por las circunstancias externas, sobrevive a esa situación como puede. ¿Qué situaciones ponen a prueba el verdadero amor?

La rutina y el paso del tiempo

Al inicio del enamoramiento y durante los primeros meses de casados, todo parece perfecto y la mayoría de las parejas piensan que nunca llegarán donde han llegado otros matrimonios que discuten constantemente por tonterías. Lo más probable es que muchas de aquellas parejas tampoco discutiesen tanto al inicio de la relación.

Pero la rutina que a veces puede ser un peso emocional enorme que causa frustración y dolor interno, además de la inercia del paso del tiempo, ponen a prueba el verdadero amor de quienes, pueden olvidar los motivos por los que se enamoraron de la otra persona.

Los problemas económicos

El amor no puede reducirse al materialismo económico, sin embargo, es una realidad que el dinero también es una condición que puede influir en positivo en la felicidad de pareja como muestra el confort de la estabilidad laboral. Por el contrario, las deudas y los apuros ponen a prueba la relación.

Los problemas familiares

Una persona se casa con otra y a partir de ese momento, también inicia una relación con la familia política. El entorno de los enamorados también crea unas connotaciones concretas en el amor. Si una pareja tiene claro que en primer lugar, ellos son su propio pilar, pueden hacerse fuertes ante los conflictos familiares. En relación con este punto, la Navidad pone a prueba el amor porque durante estas semanas pueden aumentar los roces con los seres queridos.