Tres obstáculos habituales en el amor

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


Existen obstáculos que no siempre son insalvables, sin embargo, en muchos casos dichas barreras marcan el punto final del amor. Situaciones que marcan unas circunstancias concretas en la relación y que los protagonistas de una historia de amor, no logran afrontar de un modo positivo. Existen situaciones en las que las circunstancias externas son más fuertes que el propio amor. Existen tres obstáculos importantes en las parejas. El primero de ellos es la distancia.

Relaciones de pareja a distancia

La distancia se torna más difícil de llevar cuando el número de kilómetros dificulta los encuentros habituales de fin de semana en un destino intermedio. Pese a que la distancia en la pareja sea relativa, existen personas que también se cansan de esta situación de viajes y encuentros breves.


La distancia no siempre es el olvido, sin embargo, sí es una barrera importante para los enamorados que se echan de menos y no pueden verse tanto como desearían.

Un amor imposible

Otro tipo de obstáculo frecuente en el amor está marcado por el esquema de historias imposibles que reflejan amores prohibidos. Un amor puede ser imposible, simplemente, porque las circunstancias presentes impiden que se materialice el noviazgo con naturalidad. Así ocurre, por ejemplo, cuando una persona se enamora de otra que está casada.

Los triángulos amorosos muestran el desgaste de quienes protagonizan este tipo de historias que suelen prolongarse en el tiempo más de lo deseado y que causan frustraciones y heridas.

La diferencia de edad

Al igual que la distancia, la edad no tiene por qué ser una barrera insalvable en el amor, sin embargo, es cierto que cuando ambos se encuentran en etapas vitales muy distintas entonces, el compás de ese amor puede ser complejo.

Cada uno tiene sus intereses de acuerdo a la etapa en la que se encuentra. Sin embargo, más allá de las generalidades, existen personas que protagonizan historias en las que la edad no es un condicionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *