Una casa para los dos


Una nueva etapa empieza para ti. Vas a independizarte, un paso que has decidido dar en compañía de tu pareja. Y una cuestión de primer orden te tiene “dándole vueltas a la cabeza” día y noche: encontrar una vivienda acogedora y bonita.

Para dar con una casa a la medida, es conveniente trazar una estrategia. El primer paso es saber de antemano cuánto dinero estás dispuesto a invertir en tal adquisición. Después elegirás qué tipo de vivienda deseas: nueva, de segunda mano, apartamento, casa, chalet. Por último, un factor decisivo: la zona concreta de la ciudad o del pueblo donde la vivienda queda ubicada. Dicha situación determinará tu estilo de vida: salidas, entradas, acceso a servicios, ocio, hospitales, colegios, etc.

Las búsquedas por Internet te permitirán comparar fácilmente precios y ahorrarás visitas y llamadas a viviendas que no se ajustan a tus necesidades.

Otra opción son los clasificados de la prensa escrita donde se publican miles de ofertas, sobre todo los fines de semana.

Información respecto a los nuevos proyectos en venta aparecen registrados en revistas especializadas.

Además de hallar viviendas a la venta (la mayoría usadas), las inmobiliarias te podrán asesorar en el proceso de compra de vivienda. Busca una inmobiliaria que tenga su sede en el sector en que deseas comprar, con el fin de encontrar un mayor número de ofertas que te permitan hacer una mejor elección.

En las entidades bancarias podrás averiguar datos a través de las daciones en pago, las cuales se ofrecen a precios un poco más económicos que los del mercado. Igual ocurre con las subastas inmobiliarias que se realizan en las principales ciudades del país. La desventaja es que éstas no son muy frecuentes y hay que estar atentos a los medios de comunicación para saber cuándo se van a realizar.

Antes de lanzarte a la compra, una vez que tengas una vivienda seleccionada, compara si el precio que vas a desembolsar es el justo. Para ello date un paseo por el sector inmuebles en venta. No te cortes en preguntar a vecinos, establecimientos comerciales, etc.

Características de vuestra nueva casa


Acabáis de decidir qué vais a iros a vivir juntos. A partir de ahora tenéis que pensar donde queréis establecer vuestro hogar y que es lo que cada uno espera de este bonito cambio. Lo mejor es que os sentéis juntos, cojáis un lápiz y un papel y escribáis en vuestras hojas las siguientes preguntas que deberéis responder por separado. Luego comparad las respuestas.

Medio ambiente
– ¿En qué parte del país te gustaría vivir?
– ¿Qué lugar prefieres: pueblo, ciudad, casa aislada, etc.?
– ¿Cuál es el tipo de casa que prefieres: apartamento, loft, chalet, etc.?
– ¿Qué espacio crees que necesitarás: habitaciones, baños, etc.?
– ¿Qué características debe tener la casa alrededor: patio, tiendas, río?

Proximidad
Te gustaría estar cerca de:
– Tus padres
– Otros importantes miembros de la familia
– Amigos
– Trabajo

Instalaciones
Servicios que te gustaría tener cerca:
– Colegio
– Universidad
– Iglesia u otro lugar de culto
– Hospital
– Teatro
– Restaurantes
– Gimnasio o instalaciones deportivas municipales

Cuando hayáis terminado podéis comparar las respuestas y marcar las respuestas como: “esencial”, “importante”, “preferente” o “no esencial”. Fijaros principalmente en las respuestas completamente opuestos para así dialogar sobre el tema y que cada uno exponga sus razones. Los dos deberéis ser flexibles y ceder en algunas preferencias del otro. Es un tema del que tendréis que hablar largo y tendido ya que es un paso muy importante en la relación.