Cómo dejar el orgullo a un lado


El orgullo puede ser fuente de bloqueo en relaciones familiares, vínculos de amistad y relaciones de pareja. El primer motivo para educar el orgullo es tomar conciencia de las consecuencias que pueden tener los actos motivados por este sentimiento. ¿Acaso merce la pena distanciarte de una persona sólo por orgullo? En Son Pareja te damos las claves para potenciar la humildad.
SEGUIR LEYENDO “Cómo dejar el orgullo a un lado”

Personas que sólo piensan en sí mismas


Existen personas que sólo piensan en sí mismas, y la realidad es que como pongas tus expectativas en alguien con ese perfil psicológico, corres el riesgo de sufrir al ver que das y no recibes de la misma forma. Las personas que sólo piensan en sí mismas son aquellas que ven sus necesidades pero no ven las de los demás. Por ello, si quieres tener algún tipo de vínculo con una persona que no ve más allá de su ombligo, corres el peligro de tener que rebajarte para poder estar siempre adaptándote tú. Y también, te verás siempre obligado a esperar un poco de atención, casi como si tuvieras que mendigar su cariño o tuvieras que estarle agradecido por el simple hecho de existir.
SEGUIR LEYENDO “Personas que sólo piensan en sí mismas”

El exceso de ego o vanidad


El exceso de ego o de vanidad interfiere de una forma negativa en el amor. Así sucede cuando, por ejemplo, una persona cree estar tan por encima de los demás que nunca se enamora de verdad porque tiene cierto complejo de superioridad. Pero además, tiene tal ego que considera que nunca debe ir detrás de otra persona, es decir, que debe ser halagada constantemente.

Pues bien, el momento de limitar las alas del ego llega cuando alguien se da cuenta de que ese modo de ser le hace sufrir, porque interfiere de forma negativa en las relaciones personales. No sólo en el amor, sino también en la amistad, en el ámbito familiar o en el plano laboral.
SEGUIR LEYENDO “El exceso de ego o vanidad”

Pedir perdón sin orgullo


La verdad es que en el amor, un perdón puede ser una terapia excelente para que te ayuden a olvidar y a afrontar el pasado. Así sucede por ejemplo en el caso de una ruptura en la que una parte se queda más afectada que otra porque la decisión le pilla de sorpresa, es decir, tiene que hacer frente al desamor de una forma involuntaria. Pues bien, si en ese momento, aquel que abandona pidiese perdón de corazón, fuese capaz de ponerse de verdad en el lugar del otro, entonces, el otro sufriría pero lo haría mucho menos.

Y es que, hay veces en las que las personas que son abandonadas pueden pasar meses o años para superar un final traumático. ¿Cuál es el mayor obstáculo a la hora de pedir perdón? El orgullo, el hecho de creer que no se ha hecho tanto daño al otro como para tener que decir “lo siento“.
SEGUIR LEYENDO “Pedir perdón sin orgullo”