Trabajar y vivir juntos: el reto


Trabajar con tu pareja puede convertirse en un gran reto para la supervivencia de la relación, pero cada vez son más las parejas que, debido a la crisis, deciden montar un negocio juntos y trabajar en casa, aunque simplemente puede llegar a darse que trabajéis en la misma empresa. A veces, saber mantener la relación personal y profesional separadas puede llegar a ser muy complicado, y hay que aprender a diferenciarlas para no desperdiciar vuestra relación sentimental.

Solo en Estados Unidos, el número de parejas que trabajan juntas ha crecido en un 42% y en España y debido a la crisis, se espera un fenómeno similar. Por eso hay que saber sobrellevarlo y sobre todo, tener muy claro una cosa: todos los aspectos de vuestra vida personal y profesional se van a mezclar (y mucho más si trabajáis en casa), por lo que todo puede parecer un caos al principio. Un caos que empezará a encontrar su propio orden sin que os déis cuenta y comencéis a adaptaros a las nuevas rutinas laborales.
SEGUIR LEYENDO “Trabajar y vivir juntos: el reto”

Qué hacer cuando tu pareja trabaja de noche


Sin duda, hoy día, en plena crisis económica, muchas personas deben trabajar en trabajos que en realidad no desean porque es necesario tener un salario fijo para llegar a fin de mes y hacer frente a los gastos. Por ello, también conviene ser flexible con el trabajo de la pareja y no hacer un drama en caso de que tenga que trabajar en la noche de camarero, por ejemplo, en alguna discoteca.

La realidad es que también muchas personas trabajan en turno de noche en fábricas, al igual que los taxistas siguen ejerciendo su función en la madrugada. Muchas personas tienen algún tipo de conflicto con el hecho de que la pareja trabaje de noche porque también asocian este horario con posibles tentaciones. La realidad es que si tiene que pasar una infidelidad, pasará del mismo modo tanto de día como de noche.
SEGUIR LEYENDO “Qué hacer cuando tu pareja trabaja de noche”

Encontrar el amor en el trabajo


A lo largo de la semana, pasas muchas horas inmerso en la jornada laboral. Por ello, no es de extrañar que las estadísticas muetren que son muchas las parejas que se han conocido dentro del horario de trabajo, al verse todos los días en la oficina. La ventaja de conocerte en este ámbito es que no tienes que hacer grandes esfuerzos por hablar con la otra persona porque ya le conoces y seguro que existe relativa confianza. Es decir, no es lo mismo que empezar completamente de cero cuando sólo conoces el nombre de la otra persona, y a veces, ni eso.

Sin embargo, conocer el amor en el trabajo también implica ciertos inconvenientes si no se sabe llevar la relación de la forma adecuada. Por ejemplo, pueden mezclarse asuntos del trabajo con temas personales y eso no es bueno. Es decir, merece la pena tener la madurez suficiente para separar ambos ámbitos y poder disfrutar no sólo del amor sino también de tu vocación.
SEGUIR LEYENDO “Encontrar el amor en el trabajo”

Ayuda a tu pareja cuando esté sin trabajo


El desempleo no sólo es un problema a nivel económico, de hecho, en ocasiones este problema es menor cuando se cuenta con ahorros para hacer frente a los gastos de unos meses. El verdadero problema del paro suele ser emocional ya que repercute de forma directa en la autoestima del trabajador que no encuentra, aunque quiere, un hueco en el mercado laboral. O en caso de encontrar un empleo, en ocasiones se trata de un trabajo alejado del ámbito vocacional y profesional del implicado.

Al disminuir la autoestima también es muy posible que la persona se sienta más vulnerable e irritable en pareja. Se trata de algo lógico puesto que, generalmente, solo mostramos nuestros miedos más profundos con aquellas personas con las que de verdad tenemos confianza para mostrarnos tal y como somos.
SEGUIR LEYENDO “Ayuda a tu pareja cuando esté sin trabajo”

Qué hacer cuando trabajas con tu pareja


Es posible encontrar el amor en cualquier lugar. Muchas parejas se conocen y se enamoran en el entorno laboral. Una situación que al principio del proceso de seducción puede llegar a ser muy romántica y dulce puede tornarse más amarga con el paso de los años y el avance también de la confianza entre ambos. Pasar muchas horas con la pareja a lo largo del día implica que en el horario de trabajo, debes tratarle igual que a cualquier otro compañero.

Es decir, debes ser igual de objetivo ante un conflicto, posicionarte incluso en determinado problema aunque eso implique llevarle la contraria, y por supuesto, evitar llevar los problemas del trabajo fuera de él. Este gesto sueler más habitual todavía en el seno del matrimonio o en aquellas parejas que viven bajo el mismo techo.
SEGUIR LEYENDO “Qué hacer cuando trabajas con tu pareja”

Cómo afecta la situación económica a la pareja


La economía tiene más influencia en el amor de la que parece a simple vista. Por ejemplo, algunas personas se dejan suducir por pura inercia por alguien de prestigio social. En otras ocasiones, también puede suceder que dentro de la propia pareja exista rivalidad profesional y competencia por ver quién aporta el mayor sueldo en casa.

En un momento de crisis económica muchas familias tienen dificultades para llegar a fin de mes. Deben hacer un gran esfuerzo por el ahorro y por priorizar gastos. La crisis económica es una prueba para la pareja puesto que es importante que si tu marido está en desempleo le animes, le apoyes y le motives en la búsqueda de un nuevo trabajo. Es esencial que le transmitas confianza en sí mismo.
SEGUIR LEYENDO “Cómo afecta la situación económica a la pareja”

Enamorado de la compañera de trabajo


Es con la mujer que más tiempo pasas ya que la dinámica laboral impone sus extensos horarios. Tales circunstancias dan cabida para profundizar en temas esenciales. Las conversaciones mantenidas entre tú y ella son de lo más interesantes, pero lo más decisivo es que se han encendido los motores del flirteo. Ahora la cosa se pone a tono con las miradas y los piropos constantes.

Estás ante una situación que conlleva cierto nivel de riesgo si tu compañera de trabajo ya tiene pareja o bien, si el entorno laboral en el que trabajáis es hostil.

Respecto al primer caso, no tengas miedo en declarar tu amor. Si ella se encuentra comprometida con otro, es cuestión de que elija ella misma, por lo tanto el dilema se le plantea a ella. Cierto es que tú vivirás con el “alma en vilo” hasta conocer su decisión y si no se ha inclinado por seleccionarte a ti, tal vez entres en un círculo depresivo. Pero esto es algo con lo que ya debes contar: Si se produce el rechazo, acéptalo de buena gana y deja que sean únicamente los sentimientos de la amistad los que gobiernen la relación entre tú y ella. Por el contrario si abandona al otro por ti, saldrás airoso, has obtenido el verdadero triunfo del amor.

Otro de los inconvenientes que se te pueden plantear es que tus jefes no admitan que sus empleados establezcan relaciones sentimentales. Sin embargo, no por ello, debes dejar de dar el paso de la declaración amorosa. Aunque, ¡eso sí, tendréis que ir “cautela” en el entorno laboral! Nada de besos, evitar las miradas cargadas de erotismo… En definitiva tratar de guardar una compostura de máxima prudencia.

El consejo que te damos es que te lances a gozar de la aventura del amor. Ahora que eres joven, tienes el tiempo a tu favor.

Un jefe por novio


Todos los días laborales acudes puntualmente a tu puesto de trabajo renovada. La ilusión por arreglarte cada mañana te hace aparecer impecable ante tus compañeros de trabajo. Pero tú sólo tienes en la cabeza una obsesión: estar lo más atractiva posible para sorprender a tu novio ¡casualidades de la vida… resulta que también es tu jefe!

Hay que ser realista. Partimos de que son relaciones complicadas. Sobre todo se establecen unos roles profesionales que puede perjudicar la buena armonía de la relación sentimental. Sin embargo, no todos son obstáculos. Trabajar juntos puede contribuir a que aportéis mayor rendimiento a los proyectos de la empresa en la que os veis involucrados. “Lo que no sabe uno, lo puede proporcionar el otro”.

En otro sentido, surgirán las dudas… Mucha gente cuestionará si realmente estás preparada para el puesto o, por el contrario, si te han ascendido o mantenido en un cargo concreto por el hecho de estar emparejada con un superior. Ante tal situación lo mejor es ser una misma, mostrando seguridad y tranquilidad.

Otra condición es la discreción. Separa radicalmente lo que es trabajo de lo que es amor. No te queda otro remedio que cumplir estrictamente con los objetivos profesionales marcados por tu novio en el trabajo. Sé seria y responsable y no caigas en los favoritismos. En lo que esté en tu mano huye de crear una mala atmósfera laboral con los compañeros. ¡Eso sí, cuántas menos explicaciones personales, mejor!

Seguramente donde hallarás mejor comprensión y consejos sobre tu situación será en el entorno familiar. Comenta tus inquietudes con los padres, ellos siempre quieren lo mejor para ti.

Relaciones laborales


Lee atentamente para saber si este es tu caso: has conocido a una persona en tu trabajo. Poco a poco te has dado cuenta de que te gusta pero, has notado que ella ni siquiera se ha fijado en ti. Tú crees que no eres su tipo y además te da mucho miedo empezar una relación con un compañero de trabajo. La observas todos los días y te has dado cuenta de que ha rechazado salir con un montón de gente… tú no vas a ser diferente. ¿Qué es lo que puedes hacer?

Plantéatelo seriamente e intenta superar esa timidez que te puede poner tantas trabas en la vida. Si llevas mucho tiempo detrás de esa persona intenta aparatar ya ese concepto de “compañero de trabajo”. Fuera del trabajo todo el mundo tiene una vida y lo que tú quieres intentar es conocerla en esa vida.

Debes saber si esa persona tiene pareja o no, ya que esto si debe ser un problema para intentar comenzar un coqueteo con ella. Debes confiar y estar seguro de ti mismo. No te infravalores por tu imagen, ya que, viendo a una persona desde la distancia puedes creer saber cuáles son sus gustos, pero en realidad, no lo sabes con exactitud.

Piensa, que esa persona puede que no tenga ese mismo problema en pensar que eres un compañero de trabajo. Eso está muy bien, ya que, si finalmente te atreves a empezar a flirtear, ella estará mucho más relajada (si le gustas) y todo será mucho más natural. Si obtienes un “no” por respuesta, no insistas.

Trabajar juntos


Comenzar un proyecto laboral juntos puede crear tensiones y distanciamientos incluso en las parejas más felices y compatibles del mundo. Mantener una relación intacta trabajando juntos a diario puede convertirse en el trabajo más duro. Podéis tener en cuenta los consejos que os vamos a dar para intentar que el trabajo afecte lo menos posible a vuestra relación.

Definir con cuidado el papel de cada uno de los socios.
Desde el principio debéis dejar muy claras cuales son vuestras funciones en la empresa. En el plan de negocio que redactéis debéis definir vuestras funciones en base a lo que cada uno sabe hacer mejor.

Pensad que sois socios, no empleados el uno del otro.
Si uno de vosotros se nombra jefe debe tener cuidado con su forma de trabajar. Esto puede afectar a vuestra relación más que nada por las “formas” del jefe.

Respetad la forma de trabajar de cada uno.
Puede que a ti te guste tener la mesa muy ordenada y a tu pareja no; no sucede nada. Lo que podéis hacer es buscaros despachos diferentes. No pongas trabas a todas las decisiones que toma tu pareja, muchas pueden ser igual de válidas que tus decisiones. Pensad que sois compañeros de trabajo y que vuestro esfuerzo unido es el que va a proporcionaros los mejores frutos.

Compartir las tareas.
Es el momento de compartir el trabajo y no nos referimos solo al ámbito laboral. Distribuiros las tareas de la casa y los papeleos para que podáis trabajar más cómodamente los dos.

No permitáis que el trabajo sea la única cosa que compartáis.
Cuando terminéis la jornada dedicaros tiempo el uno al otro como la pareja que sois.