Te quiero porque te quiero


¿Por qué nos empeñamos en saber por qué nos quieren? Muchas de las ocasiones, las respuestas a esta pregunta nos pueden desencantar. Nos quieren por nuestro cabello, los queremos por su sonrisa, te quiero porque eres alto, te quiero porque cocinas bien, etc. Estas extrañas explicaciones pueden tener lógica cuando queremos a una persona no por un simple físico sino por el conjunto total de virtudes y defectos.

Pero hasta en las parejas más cimentadas existe siempre (porque la inseguridad individual siempre está presente), ese empeño de conocer el motivo por el que están juntos ¿por qué te has casado conmigo? ¿por qué me quieres? Tanta pregunta y tanta respuesta no llevan a ninguna parte, y a la larga pueden dar lugar a sentirse frustrados. Esto suele sucederle bastante a las chicas, que suelen buscar un príncipe azul que nunca llega.
SEGUIR LEYENDO “Te quiero porque te quiero”

Te quiero, en diferentes idiomas, lenguas y dialectos


Africano: Ek is lief vir jou

Albanes: Te dua

Alemán: Ich liebe dich

Árabe: Ana behibak (para hombre) o Ana behibek (para mujer)

Armenio: Yes kez sirumem

Vasco: Maitea haut

Bávaro: I mog di narrisch gern

Bengalí: Ami tomake bhalobashi

Búlgaro: Obicham te

Birmano: Nin ko nga chitde or Chit pa de

Camboyano: Bon sro lanh oon

Catalán: T’estimo

Cherokee: Tsi ge yu i


Cheyenne: Ne mohotatse

Chichewa: Ndimakukonda

Chickasaw: Chiholloli

Chino: Ngo oi ney or Wo ai ni

Corso: Ti tengu caru

Croata: Volim te

Checo: Miluji te

Danés: Jeg elske dig

Dholuo (tribu de Kenya): Aheri

Dutch: Ik hou van je

Inglés: I love you

Esperanto: Mi amas vin

Estonia: Mina armastan sind
SEGUIR LEYENDO “Te quiero, en diferentes idiomas, lenguas y dialectos”

Decir “te quiero” por primera vez


Llevas un tiempo pensando en ello y crees que ha llegado el momento. Todo lo que tienes que hacer es mirar a esa persona con la que compartes un montón de cosas y pensar si quieres decírselo o no. Crees que ha llegado el momento de decir a la otra persona: “Te quiero”.

Muchas veces decirle a alguien que le quieres no es fácil. Puede que estés hasta semanas preparándote pero debes conseguir que sea algo natural y como no, elegir el momento adecuado. Antes de hacerlo pregúntate si realmente es lo que sientes. No hay nada más obvio que un falso “te quiero”, sobre todo si se dice simplemente por intentar ganar algún favor sexual. Esto puede hacer que para la otra persona te conviertas en alguien muy odiado.

Puedes intentar planificarlos, pero no con demasiada antelación. Piensa en lo que vas a decir si, sobre todo, eres una persona un poco brusca o no sabes expresar bien tus sentimientos. Pero debes dejar un poco de espontaneidad al momento. Muchas veces planeamos algo durante tanto tiempo y lo tenemos tan bien estudiado que cuando llega la hora de la verdad nos quedamos en blanco.

Ten en cuenta que lo que vas a decir es un sentimiento al que vas a tener que hacer frente durante mucho tiempo. Mantén tu mente abierta a cualquier tipo de respuesta. La otra persona puede que no se lo espere y puede que no reaccione como tú has imaginado. Debes sentirte bien contigo mismo y pensar que lo que acabas de decir es expresar un sentimiento muy sincero.