Cómo evitar la rivalidad profesional en pareja


El trabajo es muy importante en la vida de una persona como un medio de desarrollo profesional y como un componente fundamental de la felicidad. Sin embargo, el trabajo mal interpretado también puede convertirse en fuente de conflicto de pareja como sucede en aquellas personas que adoptan un rol de competitividad interno con el otro. Esta actitud es más propia de personas que asocian su valor personal con la actividad constante y con los resultados externos. ¿Cómo evitar la rivalidad profesional en pareja?
SEGUIR LEYENDO “Cómo evitar la rivalidad profesional en pareja”

El ego mata el amor


El ego es una palabra muy corta pero que contiene en sí misma tal cantidad de energía negativa cuando se da en exceso, que logra matar cualquier sentimiento de amor o de amistad. La realidad es que el ego te hace admirarte a ti mismo, quedarte encerrado en tu yo, creer que eres el mejor… O incluso, te lleva al orgullo de pensar que siempre tienes la razón en todo y que nunca te equivocas.

Cambia el ego por aprender a querer mejor a tu pareja. Intenta ponerte en su lugar, incluso, aunque a veces no compartas un pensamiento del otro, intenta no cuestionarle, simplemente, apóyale si se trata de algo importante para él. Además, a base de empezar a ser más generoso también te darás cuenta de que merece la pena aprender a vivir siendo más flexible y que el ego lejos de engrandecerte lo que hace es enpequeñecerte y hacerte diminuto.
SEGUIR LEYENDO “El ego mata el amor”

Cuándo y cómo resolver una pelea de pareja


El orgullo interfiere en más de una ocasión en medio de las discusiones de pareja. Por ejemplo, sería un error que siempre tenga que ser la misma persona quien se decide a dar el paso de pedir perdón y apostar por la reconciliación. Una pareja es una relación de dos en la que se debe aprender a dar y a recibir de forma equitativa por ambas partes.

En primer lugar, también es importante entender que las peleas deben servir para algo: es decir, para obtener una lección o un aprendizaje. Si no aprendes nada de ellas, entonces corres el peligro de reñir con tu pareja por pura inercia y por rutina. Y aunque es verdad es que las diferencias también enriquecen desde un punto de vista emocional, todo ello debe darse con moderación, claro está.

Siempre es bueno solucionar las discusiones al momento, y si no al momento, lo antes posible. Es decir, no dejar que vayan pasando los días y el resentimiento vaya alimentando la relación. Es importante buscar el momento adecuado, sin duda, es necesario que ambos se hayan tranquilizado y puedan tener la mente en calma para hablar con total naturalidad de lo sucedido.

Siempre debes evitar las descalificaciones hacia tu pareja, habla en primera persona, es decir, di cómo te has sentido y qué es lo que te ha molestado en concreto ya que así te será más fácil que el otro te entienda. Una pelea puede tener una causa de mayor o menor importancia. Dependiendo de la causa, también será diferente la discusión, sin embargo, y aunque estamos muy acostumbrados a comprendernos a nosotros mismos sería excelente dar el paso de aprender a comprender al otro. Y especialmente, perder el miedo a no tener la razón.

Amigas que compiten por un mismo chico


El amor no está basado en la competición y en la rivalidad, así que cuando te veas inmersa en esa situación debes pensar si lo que está en juego de verdad es tu felicidad o tu ego. La competencia por amor no es del todo adecuada, porque al final, siempre habrá alguien que sufrirá y que saldrá herido. Otro tema muy distinto es que de verdad, la casualidad haga que te enamores del mismo chico que le gusta a tu amiga. En ese caso… ¿Qué hacer? Valorar tu sentimientos, darte cuenta de que son sinceros y luchar de verdad.

Pero también, entender que a tu amiga, le dolerá en caso de que finalmente, inicies una relación con el chico que a ella le gusta (al igual que te sucederá a ti en caso de que la historia sea al revés). Debes ser muy consciente de este punto pero también, tener la madurez de asumir la derrota. Por ello, piensa que cuando pase un tiempo, todo podrá volver a la normalidad y si la amistad era verdadera, entonces, lo seguirá siendo.
SEGUIR LEYENDO “Amigas que compiten por un mismo chico”

La lucha de egos en pareja


Una pareja es un equipo formado por dos personas que comparten un proyecto común. Es decir, se trata de dos personas que caminan al mismo ritmo y en la misma dirección. Por ello, las bases de la pareja son: la comunicación y el diálogo eficaz, la empatía, la asertividad, y especialmente, la generosidad. Generosidad para dar pero también para saber que el otro es diferente a uno mismo. Es decir, tiene su propio modo de ser, de pensar y de sentir.

En algunas ocasiones, en el seno de la pareja, se corre el peligro de ser víctima de la lucha de egos. Una lucha que puede conducir a una forma de rivalidad un tanto obsesiva basada en la comparación. Lo cierto es que es importante corregir este modo tóxico de amar. Para ello, siempre debes alegrarte por los éxitos de tu pareja como si fuesen propios y no dejarte llevar por la envidia ni por la inseguridad en ti mismo.
SEGUIR LEYENDO “La lucha de egos en pareja”