El dolor psicológico que existe en el rechazo


Una de las cosas que más duelen en la vida es el hecho de asumir que la persona que te interesa no está interesada por ti. Este dolor será mayor o menor en caso de cuáles sean tus sentimientos. Es decir, existe una gran diferencia entre el hecho de que el otro simplemente, te guste o que ya sientas un enamoramiento totalmente rotundo. El amor correspondido produce alegría, ilusión, nervios… En ese momento, el resto de tu vida pasa a un segundo plano y centras tu atención únicamente en esta realidad.

Por el contrario, sucede lo mismo en caso de que la persona a la que quieres te rechace y te diga que no. Además, la realidad es que por muy bien que te trate el otro en ese momento te va a doler igualmente. Incluso, podrás llegar a sufrir más en caso de que el otro te diga que siente interés por otra persona. Sin duda, aquí también experimentarás esa sensación de dolor intenso que hará que el resto del mundo desaparezca para ti durante varios días o algunas semanas.
SEGUIR LEYENDO “El dolor psicológico que existe en el rechazo”

El enganche psicológico y la obsesión te perjudican


El enganche psicológico y la obsesión no son buenas para ti porque te hacen sentir que toda tu vida gira alrededor de una persona. Pero además, has llegado a distorsionar tanto la imagen de esa persona y también, la situación que ya te resulta muy difícil ser objetivo a la hora de determinar qué es verdad y qué es mentira. Es decir, a la hora de asumir que tal vez, estás en una historia que has creado tú solamente en un ochenta por ciento.

Además, la obsesión es muy mala por una sencilla razón. Porque aquel que la padece, se olvida de que el otro tiene su libertad y su derecho a la hora de no querer iniciar una historia de amor, por ejemplo. Nadie manda en el corazón ajeno y aunque hay quienes piensan que a base de insistir todo se puede lograr, la realidad es que no siempre es así. A veces, incluso, puedes llegar a conseguir el sentimiento contrario al que deseas.
SEGUIR LEYENDO “El enganche psicológico y la obsesión te perjudican”