Parejas diferentes


Existen parejas que se encuentran muy lejos de encajar de entrada en los prototipos sociales, sin embargo, esos ejemplos muestran que el amor no entiende de edad, de diferencia de clases sociales, ni tampoco de distancia. Siempre se dice que el hecho de vivir en dos ciudades diferentes puede marcar el punto final de una relación. Sin embargo, la realidad es que el problema no surge de la distancia física que separa a una novia de su novio, sino de la distancia emocional que habita en sus corazones. Es decir, en realidad, la distancia no es un inconveniente para sentir muy cerca del alma a la persona que quieres.

Las parejas que se sienten diferentes por algo, también tienen que hacer frente al temor de la crítica social. Sin embargo, dicho temor se afronta con valentía y con naturalidad. Ya que aunque en un principio, haya algo que pueda extrañar con el paso de los meses, todo se cambia en positivo. Por ejemplo, aunque todavía es frecuente que haya parejas en las que él es mucho mayor que ella, cuesta ver con la misma normalidad que ella sea mayor que él. Sin embargo, ya existen casos de esta situación incluso en personas famosas.
SEGUIR LEYENDO “Parejas diferentes”

Aceptar a los hijos de tu pareja


Está a la orden del día la unión de parejas que tienen hijos y éstos son fruto de relaciones anteriores. Se establece así un entramado numeroso de parientes que entran en contacto. Una sana aceptación de la situación ayudará a establecer una excelente sintonía con cada uno de los miembros que conforman la esencia de una gran familia unida.

Son los hijos los que guardan un acercamiento más íntimo y personal con sus progenitores. Descubrir que tu actual pareja tiene descendencia puede alegrar a unos o sumir en una profunda tristeza a otros.

Siempre partiendo del pensamiento positivo, ofrecemos aquí ciertas pautas de conducta al encontrar a un hombre soltero con hijos o a una madre soltera.
– Los niños te llegarán a querer sinceramente si compartes un poco de tu tiempo con ellos. Esfuérzate en conocerles y hablar con ellos.
– Demuestra continuamente el respeto que merecen; no vuelques en ellos las frustraciones de tu pareja con su ex: no tienen la culpa.
– Tu pareja y sus hijos también necesitan estar a solas. No te empeñes en acompañarles siempre porque no es bueno para tí ni para ellos.
– Procura que las demostraciones afectivas entre tu pareja y tú no sean excesivas delante de los niños, es más fácil para ellos aceptarte si no creen que les estás “robando” el cariño de su papá/mamá.
– El padre/madre deberá poner los límites cuando surjan los problemas. Si lo haces tú podrían reprocharte “tú no eres mi madre/padre”, y lo peor es que tendrían razón.

A modo de conclusión indicar que jamás debes hablar mal de su madre o padre, así evitarás el nacimiento de cualquier tipo de resentimiento. Se trata de fijar los cauces para una comunicación fluida y una confianza recíproca.