Cómo olvidar un gran amor que marcó tu vida


Un gran amor es aquel que marca un punto de inflexión en tu vida, es una experiencia que te hace observar la realidad de un modo diferente. Es una historia que te ha ayudado a crecer como persona. Decir adiós, en este tipo de situaciones, duele todavía más. Sin embargo, en muchos casos, el motivo del adiós es la falta de reciprocidad sentimental. ¿Cómo olvidar un gran amor que marcó tu destino?
SEGUIR LEYENDO “Cómo olvidar un gran amor que marcó tu vida”

Cinco motivos por los que no olvidas a tu ex


Olvidar a una persona a la que se ha querido no es sencillo, sin embargo, esta decisión es una cuestión de voluntad. Cuando asumes que una historia no puede ser o que una pareja no te conviene, tienes que conectar con ese propósito de olvidarle. Y si no lo consigues, debes preguntarte el motivo. Existen cinco razones habituales.
SEGUIR LEYENDO “Cinco motivos por los que no olvidas a tu ex”

Claves para olvidarle cuanto antes


Existen momentos en el amor que es mejor no aplazar: el olvido. El olvido debe llegar cuanto antes a tu vida en caso de que hayas atravesado un periodo de ruptura, hayas sabido que la persona que te gusta está saliendo con alguien, o sepas que no eres correspondido. Seguir situado en el dolor te hará sufrir mucho más después. Por ello, el olvido implica cuidar de ti mismo, evolucionar, seguir con tu vida, quererte de verdad y apostar por tu felicidad.

¿Cuáles son las claves del olvido? En primer lugar, se debe estar totalmente convencido desde un punto de vista racional de que es lo mejor. De este modo, poco a poco, se va limitando el campo del corazón. Es normal que en una decisión así surja una lucha entre sentimiento y razón porque el sentimiento, de normal, puede llevarte a tener una esperanza eterna. En cambio, debes escuchar a tu voz interior.
SEGUIR LEYENDO “Claves para olvidarle cuanto antes”

Cuando él olvida tu cumpleaños


Son muchas las chicas que se quejan de que sus parejas no son lo suficientemente detallistas hasta el punto de que pueden olvidar cumpleaños o fechas importantes. La verdad es que un cumpleaños es un día especial a lo largo del año en el que esa persona se convierte en protagonista y recibe de forma más destacada el cariño de sus amigos y familiares. Pero también conozco personas para las que el día del cumpleaños no es nada importante, es decir, asumen con naturalidad que otra persona haya podido olvidarse de este día. Otras por el contrario, retienen el dato y lo guardan en la memoria.

¿Pero qué sucede cuando este olvido procede de la pareja? La verdad es que a tu novio puedes conocerle a lo largo del tiempo, es decir, puedes observar si es una persona que tiene buena memoria o mala. En caso de que veas que no se acuerda de las cosas que a ti te gustaría, nada mejor que le recuerdes de una forma totalmente natural y con alegría que tu cumpleaños se va acercando.
SEGUIR LEYENDO “Cuando él olvida tu cumpleaños”

¿Es lo mismo perdonar que olvidar?


El perdón suele ser más significativo para quien perdona que para quien es perdonado. Cuando perdonamos nos quitamos un peso de encima; ya no tenemos que vivir atados a un hecho o un incidente del pasado. El perdón nos sirve a nosotros mismos para ser mejores personas y para dejar marchar aquello que tanto nos ocupaba en la mente y en el corazón.

Podemos perdonar independientemente de que la persona a la que perdonemos cambie su actitud o no. Podemos hacerlo de muchas maneras, pero lo que en realidad importa es perdonar sin guardar resentimiento alguno porque comprendemos que si nuestra pareja nos ha causado daño, quizás sea porque no sabe actuar de manera diferente.

Pero perdonar no significa olvidar. Podemos perdonar para liberarnos de una carga que no nos aporta nada a nuestras vidas; o podemos perdonar y olvidar, pero son dos cosas diferentes.

Así, podemos decidir perdonar de corazón, pero también podemos decidir no olvidar lo ocurrido para evitar que vuelva a ocurrir otra vez. Si alguien nos ofende o nos causa una daño por error, podemos perdonar y olvidar pero siempre que estemos atentos a cómo se comporte esa persona en el futuro.

Si nuestra pareja nos ofende o nos daña, podemos elegir perdonarle porque comprendemos que quizás esté pasando por un mal momento o quizás no tenga las habilidades necesarias para madurar y dejar de ofender o dañar a otros; pero también podemos elegir no olvidar lo sucedido.

Puede que suene egoísta, pero los derechos de los demás terminan cuando comienzan los nuestros y viceversa. Podemos perdonar, pero no tenemos obligación de continuar sometiéndonos a incidentes negativos de por vida.

No puedo olvidar a mi ex


El problema de que una relación se acabe (entre otros), es el vacío y las dudas que deja en nuestro interior. La etapa de duelo suele volverse interminable, y pensamos que nunca podremos olvidar a esa persona.

Por supuesto que se puede olvidar, pero para eso se necesita actitud y ganas de que las cosas cambien.
De nada sirve buscar ayuda psicológica o hacer actividades para distraer la mente, si al final del día acabamos llorando mirando su foto y recordando tiempos que pasaron y no volverán.

Es lógico que cuando una relación termina, uno pase días llorando sin ganas de hacer otra cosa. La etapa de duelo es inevitable y necesaria. Pero todo tiene un límite y si pasan semanas y las cosas no cambian, es momento de despertar.

Para olvidar a tu ex, necesitas algunos consejos:
Acepta tu nueva condición. Tu vida ha cambiado y anclarse en el pasado no te dejará mirar hacia delante y rehacer tu vida. Vive tu día a día y con ello aprende a aceptar tu estado.

Reordena la casa. Lo ideal sería que te mudaras de casa, si en ella viviste con tu ex. Si no se puede, una buena práctica es cambiar de lugar todo lo que sea posible, para hacer un nuevo ambiente y evitar los recuerdos. Regala o tira todos los efectos personales que tu expareja se dejó, como ropa, discos, etc.

Cambia tus hábitos. Haz las cosas de forma distinta a como las hacías anteriormente con tu expareja. E incluye nuevos hábitos en tu vida siempre que sean sanos, claro.

Cambia de ambiente. Muchas veces el frecuentar lugares nuevos o al menos diferentes a los que solías ir con tu pareja hace una gran diferencia en el estado de ánimo.