El amor, un juego de dos


El amor es un juego de dos personas en el que como se suele decir, tres son multitud. Esta es una de las razones por las que para que exista una historia es esencial, únicamente, que exista reciprocidad por ambas partes. Y también, que tanto él como ella tengan la personalidad necesaria como para decidir por sí mismos sin quedar a la espera de la opinión de los demás. Cada persona debe de ser madura y autónoma más allá de que quiera también recibir los consejos de los más cercanos.

Sin embargo, existen historias de amor que surgen en contra de la oposición familiar e incluso de los amigos. Es bonito ver que cada persona puede luchar al cien por cien por los verdaderos deseos de tu corazón, aunque el precio que tenga que pagar por ello sea alto. La apuesta no siempre sale bien, pero sólo se puede disfrutar de la victoria en caso de arriesgar. Es decir, no hacer nada es darse por vencido antes de tiempo y eso sí que es una derrota.
SEGUIR LEYENDO “El amor, un juego de dos”

El juego de la seducción


La seducción es un verdadero arte, y a la vez, también un juego en el que debes disfrutar y relajarte con esa práctica tan habitual del coqueteo. Es decir, no siempre un proceso de seducción culmina en una relación de amor. Algunas personas seducen tanto con su carisma que prácticamente no tienen que hacer nada, su simple presencia se nota de una forma positiva al llegar a un lugar determinado.

A la hora de seducir, la mirada ocupa un lugar prioritario ya que a través de los ojos se puede expresar el deseo. Pero también, se deja un amplio margen a la imaginación y a la fantasía en tanto que el otro puede imaginar qué hay detrás de esa mirada de misterio. Además, también existen personas que logran triunfar gracias a su sentido del humor. La verdad es que la risa es uno de los mejores regalos de la vida y de hecho, muchos actores aseguran que es más difícil hacer reír que hacer llorar. Por tanto, en la seducción, la complicidad que genera una sonrisa natural es síntoma de que la otra persona está bien contigo y se muestra receptiva al amor.
SEGUIR LEYENDO “El juego de la seducción”