Sentimientos de primavera


La primavera abrirá sus puertas en breve, una época que está vinculada directamente con el amor puesto que como afirma el dicho popular “altera la sangre”. Es decir, causa emociones que vienen acompañadas de este renacer de la naturaleza que lo transforma todo. Los colores vivos y alegres dibujan los paisajes interminables. Por otra parte, el aire puro se siente más que nunca gracias a las largas horas de luz solar y también, al buen tiempo. Un buen tiempo que también tiene su reflejo en la moda y en el modo de vestir. Por ello, muchas personas renuevan su armario con colores acordes a dicha época del año.

Pero la primavera también se nota en las relaciones sociales. Mientras que el invierno y los fríos pueden llegar a producir apatía y pocas ganas de quedar para hacer planes con los demás, la realidad es que con la llegada de la primavera, se potencia al máximo el deseo interior de compartir momentos con los demás. Algo que también ayuda a vivir y disfrutar de verdad el presente.
SEGUIR LEYENDO “Sentimientos de primavera”

Apatía amorosa del invierno


El invierno y las bajas temperaturas influyen mucho en el estado de ánimo y en la vida social de una persona. De este modo, el carácter cambia y las preferencias también. De hecho, por ello, la primavera está considerada la época del amor. Porque con el cambio de estación, y las largas horas de sol, es mucho más habitual quedar con la gente da igual que sea lunes o sábado.

Por el contrario, en el invierno, muchas personas necesitan dormir mucho más, pasan más tiempo en casa, se sienten con poca receptividad hacia los planes de ocio. Uno de los peores meses, en este sentido, es el final de noviembre y diciembre. Y eso que la Navidad produce el efecto positivo de las reuniones familiares en casa. Sin embargo, los deseos de enamoramiento pueden brillar por su ausencia en el invierno en personas que de por sí son enamoradizas.
SEGUIR LEYENDO “Apatía amorosa del invierno”

Amar en invierno


El frío despierta en ti la preferencia por quedarte en casa bien calentito, al lado de la estufa. Si tu calor es compartido con el calor que emana tu pareja, ambos gozaréis de una velada inolvidable.

Para acompañar las tardes invernales puedes preparar a tu amorcito infusiones de raíz de malvavisco, hinojo, cola de caballo, raíz de jengibre, bayas de enebro, hojas de ortiga o clavo.
SEGUIR LEYENDO “Amar en invierno”