La infertilidad: motivo de crisis


Si estáis luchando para tener el bebé y mucha gente no lo sabe, puede que muchos de los comentarios que se hagan en reuniones familiares o con amigos os hagan daño. Puede que la infertilidad afecte de manera contundente a uno de los miembros de la pareja. La infertilidad puede ser un motivo de crisis en la pareja.

Cada persona puede reaccionar de manera diferente ante una situación así. Algunos pueden ser más abiertos con los amigos y familiares y pueden hablar de forma distendida sobre el problema. Esto les puede servir de gran apoyo. Otros, sin embargo, se retraen en sí mismos y comienzan a alejarse de las personas más cercanas, incluida su pareja.

Estos diferentes estilos pueden crear un conflicto, si no se habla, entre la pareja. Por lo tanto, tomaros vuestro tiempo para sacar vuestros sentimientos y hablar sobre el tema con vuestra pareja. Debéis comprenderos, y si es necesario perdonaros, si no sois capaces de ver las cosas de la misma manera. Evita hacer comentarios hirientes a la otra persona por muy frustrado que tú estés. Hablar el uno con el otro con el mayor respeto.

Debéis desarrollar estrategias para hacer frente a este problema como el equipo que sois. Cuando la causa de la infertilidad radica en uno de los dos, él o ella pueden sentir ansiedad y culpabilidad. Los hombres pueden sentirse “menos hombres“. Hablar con otras personas os puede ayudar. Seguro que encontráis mucho apoyo en otras personas que sabrán escucharos. Debéis daros el espacio suficiente pero sin descuidar a la otra persona. Esa persona es la más importante de tu vida pase lo que pase.