Cuando quieres a una persona pero no sois compatibles


No siempre es suficiente con estar enamorado y que el sentimiento sea correspondido. El noviazgo tiene como finalidad potenciar el conocimiento mutuo. Cuando dos personas se conocen poco a poco, puede que llegue un momento en el que se den cuenta que no son compatibles. ¿Cómo saber si la persona de la que estás enamorado es compatible contigo?
SEGUIR LEYENDO “Cuando quieres a una persona pero no sois compatibles”

Cómo saber qué puedes esperar de otra persona


Las expectativas que tú pongas en otra persona no siempre son equivalentes a lo que la realidad del otro marca. Las expectativas son subjetivas pero además, la lógica de los comportamientos también lo es en tanto que cada persona se comporta de acuerdo a sus valores, su experiencia y sus ideas. Esta es una de las razones por las que dos personas pueden ser totalmente incompatibles, tener choques constantes en actitudes que causan un daño mutuo.
SEGUIR LEYENDO “Cómo saber qué puedes esperar de otra persona”

Distintos horarios laborales


Un serio inconveniente amenaza con interponerse en vuestra tranquila relación… La ausencia de ratos de ocio para pasar juntos debido a que vuestros horarios de trabajo son diferentes, está mermando la armonía de la pareja.

Tienes la sensación de ser un esclavo del trabajo. Y es que en España no hay medida en el horario laboral y esto provoca que la mayoría de trabajadores acaben sus jornadas en plena noche. Además la cosa se complica cuando con la persona que compartes la vida tiene una jornada diferente a la tuya.

En el papel de la mujer la cosa se enturbia aún más… Se desea tener más hijos pero habrá que mejorar las condiciones para tenerlos, conciliando familia, profesión e igualdad de oportunidades.

En realidad, los trabajos nocturnos, aquellos cuyo calendario incluye los fines de semana o los que suponen constantes cambios de turno, pueden convertirse en una barrera para la convivencia. Si el grado de incompatibilidad de horarios de los dos miembros de la pareja es grande, puede acabar erosionando la relación.

Hay cosas que es necesario hablar cuanto antes, decisiones que se han de tomar conjuntamente y problemas que deben ser resueltos con urgencia; y eso se hace casi imposible cuando la otra persona no está.

Cuando se coincide únicamente por la noche, el cansancio físico dificulta la comunicación y con frecuencia impide ver las cosas con objetividad y optimismo. Además, estas relaciones suelen implicar un desequilibrio en el reparto de las labores cotidianas que puede llegar a ser un foco de problemas.

Ante tal negras circunstancias se debe tomar cartas en el asunto. Se puede variar o disminuir el horario laboral o pedir a su pareja un esfuerzo para sobrellevarla más satisfactoriamente para ambos.
Sobre todo, para alejarse de posturas derrotistas lo mejor para esta situación difícil laboral es aprender a aceptar y adaptarse a las características de la persona con la que se convive.