¿Cómo eliminar los prejuicios en las relaciones sociales?


¿Cómo eliminar los prejuicios en las relaciones sociales? Los prejuicios pueden ser frecuentes en las relaciones sociales. Tanto cuando son positivos como cuando son negativos, pueden darte una visión totalmente irreal de la realidad. Por ello, merece la pena aprender a vivir con la mente abierta, es decir, sin ideas previas que puedan limitarte a la hora de disfrutar de las relaciones sociales con mucha libertad. Ten en cuenta que uno de los ingredientes de una vida feliz, es tener la capacidad de hacer nuevos amigos, conocer gente interesante y tener personas con las que poder compartir inquietudes.
SEGUIR LEYENDO “¿Cómo eliminar los prejuicios en las relaciones sociales?”

Los prejuicios


Los prejuicios en las relaciones personales son muy peligrosos y la verdad es que existen y se producen con cierta frecuencia. De hecho, es inevitable que en un primer momento, nada más conocer a otra persona, te hagas una idea de cómo es. Es decir, de su modo de pensar, de sus valores y de otros aspectos de su personalidad. Se trata de una forma de proyección que surge a partir del propio modo de pensar.

Pero además, al ser humano le es imposible no comunicar. Esta es una de las razones por las que, por ejemplo, se recomienda cuidar tanto la imagen en una entrevista de trabajo. Y es que, la imagen física también aporta una imagen emocional que no siempre es acorde ni mucho menos. Por ello, en la amistad y también en el amor es esencial dejar de lado los prejuicios.
SEGUIR LEYENDO “Los prejuicios”

Ideas brillantes en pareja


Cada persona se caracteriza por contar con una forma individual de pensamiento y un modo de proceder para llevar a cabo sus pensamientos… Y es que fomentar esta individualidad conviene en ciertas ocasiones pero no continuamente.

Nutrirse de los puntos de vista del otro, más si es tu pareja, te dotará de una perspectiva más amplia de las situaciones. Por este motivo, te animamos a que realices proyectos en común con tu compañero/a.

A la hora de las compras. Se trata de compartir espacios, diseño y moda. A raíz de estas salidas conocerás más en profundidad los gustos y preferencias de tu pareja. Además os podéis aconsejar sinceramente.

En la creación de proyectos laborales. Si ha llegado el momento de dar un giro radical a tu vida profesional, puedes contar con el apoyo de tu media naranja para idear nuevas salidas o plantearos poner en marcha una iniciativa pionera en la que os involucréis ambos y os depare mayores alicientes.

Cuando decoras el hogar. Es el espacio donde desplegáis las acciones de la vida íntima y debe estar ambientado con gusto y con elementos que transmitan paz y relajación. Poneros de acuerdo en dónde colocar esos cuadros tan espectaculares del último viaje que hicisteis. Cambia el mobiliario de vez en cuando de sitio para ganar espacio o simplemente para introducir novedad… Una apuesta en conjunto siempre es más enriquecedora que tomar decisiones en solitario.

Durante la educación de los hijos. Adoptar medidas que impliquen un componente necesario en la formación de vuestros hijos es cosa de dos… Lo que no se le ocurre a uno, el otro lo puede aportar. A veces, uno es más permisivo y el otro más autoritario, una oposición que es adecuada para compensar.

A través de conversaciones con los amigos y familiares podéis expandir vuestras ideas sobre “maneras de vivir”, vuestra percepción acerca de temas políticos, culturales, económicos, sociales.