Qué hacer cuando tu príncipe azul cae del pedestal


Existe un proceso de conocimiento habitual. Cuando conoces a una persona te parece perfecta porque solo ves en ella aquello que reluce. Es decir, no le conoces tanto como para poder observar también sus defectos. De pronto, le conoces y un día, ese príncipe azul que parecía perfecto destiñe, cae del pedestal y se convierte en rana.
SEGUIR LEYENDO “Qué hacer cuando tu príncipe azul cae del pedestal”

El enamoramiento te impide ser realista


El enamoramiento es estupendo, sin embargo, es importante hacer un gran esfuerzo a nivel racional por valorar la situación y las expectativas. Por ejemplo, es habitual que cuando te gusta una persona tiendas a proyectar todas tus ilusiones sobre la otra persona, incluso, puedes llegar a idealizar al otro cuando en realidad no sabes cómo es de verdad. Cuando no hacemos un esfuerzo por ser realistas, podemos llegar a perder meses o años de nuestra vida con una persona que no merece la pena, o que, sencillamente, no nos corresponde de la misma forma.

¿Qué significa ser realista? Dejar que la realidad hable por sí sola, es decir, no adelantarte a los acontecimientos sino disfrutar de la evolución de una historia asumiendo la incertidumbre de no saber qué sucederá. Observar es el mejor modo de conocer y de interpretar la realidad. De hecho, así funciona la ciencia, a través de hipótesis que luego se contrastan con la realidad, y de este modo, se confirman o no.
SEGUIR LEYENDO “El enamoramiento te impide ser realista”

Motivos por los que no olvidas a tu primer amor


El amor es una experiencia fascinante a cualquier edad, sin embargo, mucho se ha dicho y se ha escrito sobre el primer amor. El primer amor suele ser mágico, sencillamente, porque produce un nivel de emoción intenso, especialmente, si se produce durante la adolescencia o los primeros años de jueventud (como suele ser habitual). Sin embargo, aquella experiencia positiva puede convertirse en dolorosa al compás del desamor y la tristeza que produce el adiós.

Existen personas que ante tal nivel de idealización del primer amor, se cierran a la vida y se niegan la posibilidad de volver a enamorarse. Detrás de este gesto, existe mucho miedo y temor de volver a sufrir. Pero también, existe miedo de que el nuevo amor no sea tan perfecto como aquel que guardas en tu recuerdo. Y la realidad es que, sencillamente, el nuevo amor será precisamente más verdadero porque tendrás la capacidad de observarlo tal y como es.
SEGUIR LEYENDO “Motivos por los que no olvidas a tu primer amor”