La historia de amor de Cleopatra y Marco Antonio


Marco Antonio y Cleopatra es una obra literaria trágica pero muy romántica de William Shakespeare. Se trata de la relación entre Marco Antonio y Cleopatra y como todo se desarrolla pasando por la guerra hasta el suicidio de Cleopatra. Ella nació en el 69 a de C. No sólo era una mujer hermosa, sino que también era muy encantadora y seductora. Ella tuvo relaciones con dos de los más grandes generales romanos: Julio César y Alejandro Magno.

Era la amante de Julio César. Tuvieron un hijo juntos llamado Cesarión. Después del asesinato de César, Marco Antonio la llama para discutir la alianza de Roma con Egipto y así asegurarse la lealtad de Egipto. Cuando Cleopatra llegó le obligó a casarse con ella, aún sabiendo que él ya estaba casado con Fulvia. Cuando Fulvia descubrió la unión de su esposo con Cleopatra, se casó con Octavio enemigo de ambos. Mientras que Octavio declaró la guerra, Marco Antonio declaró su amor y lealtad a Cleopatra en medio del caos.
SEGUIR LEYENDO “La historia de amor de Cleopatra y Marco Antonio”

Formas de complicar una historia


Existen personas que tienen la gran virtud de simplificar las cosas. Otras, por el contrario, tienen la capacidad de complicarlas de una forma asombrosa. ¿Qué efecto produce la complicación en el amor? Que termina causando cansancio, aburrimiento y rechazo. Incluso, cuando hay mucho cariño de por medio. ¿Qué formas existen de complicar una historia?

Buscar mil vueltas a todo, desconfiar de la pareja, querer saber dónde está y qué hace a casa paso, creer que nada es suficiente, que nunca las cosas son lo suficientemente perfectas, que siempre es el mismo el que toma la iniciativa… A veces, las cosas funcionan de verdad sin que a lo mejor, las bases de una historia de amor sean tan lógicas como pudiera parecer en realidad. Sin embargo, lo importante es que funcionan.
SEGUIR LEYENDO “Formas de complicar una historia”

Cada historia de amor es diferente


A veces, te puedes ver en la situación de que un amigo te cuente cómo se siente ante el inicio de una historia de amor o en una ruptura. En ese caso, te dejas llevar por tu bagaje de ideas y experiencias a la hora de orientarle, sin embargo, a veces, antes de aconsejar deberíamos pararnos a pensar en algo tan sencillo como esto: no existen las generalidades en el amor, sencillamente, porque siempre existen excepciones a la norma.

Es decir, existen casos que nos sorprenden y ante ellos nos quedamos sin palabras. ¿Nunca mataste las esperanzas de otra persona y finalmente, fue correspondida por alguien que parecía imposible? Sin duda, existen casos así, esta es una de las razones por las que a veces, conviene tener prudencia, dar tiempo al tiempo, y dejar que sean los protagonistas de una historia los que muestren hasta dónde quieren llegar.
SEGUIR LEYENDO “Cada historia de amor es diferente”

Historias que no van a ninguna parte


Hay historias que duran un periodo de tiempo muy breve, sin embargo, llegan a atormentar durante mucho tiempo la mente de aquel que se niega aceptar la realidad de los acontecimientos tal y como sucedieron. Esto suele ser todavía más habitual en el caso de aquellas historias que no se concretan en un noviazgo, es decir, inicios que en cierto modo se quedan en nada. En este caso, el protagonista se queda recreando el ayer una y mil veces. Pensando en qué es lo que hizo mal. Intentando comprender el significado de cada palabra y de cada gesto que tuvo el otro. Cuando te ves metido en la rueda de esta situación, lo único que puedes hacer es parar la mente.

Lo primero que deberías pensar es que un amor que es de verdad no te hace sentir mal contigo mismo, infeliz, ni desgraciado. Por otra parte, cuando das un excesivo valor a la otra persona sobre tu nivel de bienestar y de felicidad estás perdiendo de vista todo el potencial que tienes dentro de ti mismo. Hay inicios que no se concretan en un noviazgo, sencillamente, porque a veces, puedes cambiar de opinión.
SEGUIR LEYENDO “Historias que no van a ninguna parte”

Historia del matrimonio


La mayoría de las sociedades necesitaban un entorno seguro para la perpetuación de la especie, un sistema de reglas para manejar la concesión de derechos de propiedad y la protección de las líneas de sangre. La institución del matrimonio organizaba estas necesidades. Por ejemplo, una antigua ley hebrea obliga a un hombre en convertirse en el marido de la viuda de su hermano fallecido.

Existen diferentes tipos de matrimonios según las diferentes culturas que existen por todo el mundo: poligamia, poliginia, poliandria, endogamia, exogamia y monogamia. En el antiguo Egipto, en teoría, las mujeres tenían los mismos derechos, pero no siempre esto se mantenía. A lo largo de la historia, y aún hoy, las parejas deben organizarse formando un matrimonio. Antiguamente, la mayoría de las parejas no se casaban por amor.
SEGUIR LEYENDO “Historia del matrimonio”