Parejas dispares


Se dan situaciones en que las características físicas de cada uno de los miembros de la pareja, dañan la vista de los demás por ofrecer como resultado un factor de desequilibrio. Hablamos, por ejemplo, de parejas en que ella es mucho más alta que él o, también, en que el hombre es excesivamente grueso en comparación con la mujer que presenta una apariencia de bastante delgadez.

La cuestión es que si estás cómodo con la persona que tienes a tu lado, nada importa. En todas partes hay gente más gorda, más delgada, más calva, con más arrugas, más alta, más baja o con mayor necesidad de hacer una visita al dentista. Y no por ello van a perder su capacidad de amar y ser amados.

Una persona que quiere de verdad a otra lo hace por ser como eres sin importarle tus imperfecciones físicas (es posible que ni siquiera las tome como tal).

Puedes cambiarte todo lo que quieras si eso te va a hacer más feliz, pero recuerda que no te ayudará a encontrar pareja. Confía en ti mismo y piensa que la persona que te quiera te va a querer por cómo eres y no por la imagen que des a su lado.

Las siguientes frases te ayudarán a reflexionar sobre el asunto:

1. “Pequeños toques hacen grandes rasgos”.

2. “Siéntete orgulloso de ser quien eres. Lucha por quien deberías ser”.

3. “Aparentar lo que no eres es como querer ser Dios, simplemente jamás lo lograrás”.

4. “Fingimos lo que somos; seamos lo que fingimos”.

5. “Todo lo que brilla no es oro”.

6. “Dime con quien andas y te diré quién eres”.

7. “El espejo en que te miras te dirá como tú eres, pero nunca te dirá los pensamientos que tienes”.