Cómo equilibrar ocio, trabajo y familia


Ocio, trabajo y familia forman los ejes centrales de la vida. El ideal es que exista un equilibrio entre los distintos planos. Esto significa que una persona no debe renunciar al tiempo de ocio al estar conectada constantemente a los asuntos de trabajo. O también, que algo no marcha bien a largo plazo si una pareja no tiene tiempo para verse como consecuencia de horarios de trabajo totalmente incompatibles. ¿Cómo puedes poner en armonía estas áreas de tu vida?
SEGUIR LEYENDO “Cómo equilibrar ocio, trabajo y familia”

Cinco rasgos de los suegros perfectos


Si tener una relación de pareja feliz es motivo de bienestar personal, del mismo modo, también es un signo de felicidad tener una relación cordial con tu familia política, especialmente, con tus suegros. La relación que mantienes con tus suegros también puede afectar de un modo negativo o positivo a tu relación de pareja. ¿Cuál es el comportamiento ideal de los suegros perfectos?
SEGUIR LEYENDO “Cinco rasgos de los suegros perfectos”

La aventura de tener hijos


Las cosas cambian dentro de una pareja cuando tiene hijos. De una forma natural, con la llegada del bebé se forma una familia. Por tanto, el padre y la madre deben adaptarse a la nueva situación en la que el niño se convierte en el centro de atención, y a su vez, existe menos tiempo para los planes románticos, para las citas, la intimidad y la vida en pareja.

Sin embargo, a lo largo de la vida de pareja existen etapas de todo tipo, por ello, lo mejor es vivir cada una de forma plena con todo lo bueno que ello reporta. Los cambios pueden ser muy bruscos tras la llegada del niño y a veces, algunas madres sufren la llamada depresión postparto, que por supuesto, se supera.
SEGUIR LEYENDO “La aventura de tener hijos”

Disfrutar con la familia


Parece que la Navidad sea la época por excelencia a la hora de disfrutar del sabor del hogar. Por ello, los banquetes interminables y las conversaciones alrededor de la mesa son habituales en las fechas de fin de año. Sin embargo, alimentar los vínculos familiares y las relaciones con padres, hermanos, primos y tíos es algo que debe hacerse con cierta frecuencia a lo largo del año.

De lo contrario, se puede caer en la indiferencia. Por supuesto, en la familia puede suceder igual que pasa en el entorno de amigos, que existen personas con las que tienes más afinidad que con otras. Se debe tomar este punto como algo totalmente natural.
SEGUIR LEYENDO “Disfrutar con la familia”

Reuniones familiares en Nochebuena


El amor es un término aplicable a cualquier época del año, sin embargo, a nivel cultural tiene un significado especial en las vacaciones de Navidad. Y es que, las personas que viven lejos viajan hasta casa para poder estar con la familia. Este plan produce una doble vertiente, por un lado, está claro que debes sentirte afortunado por tener gente con la que poder compartir estas fiestas. Pero por otro lado, es humano que dentro de una misma familia haya personas que te generan más afinidad que otras. Por ello, hay personas que en realidad sienten un rechazo total ante la Navidad.

En cierto modo, algunas familias están tan poco acostumbradas a reunirse a lo largo del año que resulta todo un record tener que pasar tantas horas juntos en fin de año. Por otro lado, al estar en pareja también se plantea un nuevo debate: el de elegir con quién se festeja la celebración de Nochebuena y con quién, la de Nochevieja. En la mayoría de las ocasiones, se llegan a acuerdos y a pactos.
SEGUIR LEYENDO “Reuniones familiares en Nochebuena”

Malas relaciones familiares


Dentro de dos meses estaremos celebrando la Navidad una fecha en la que salen a flote los puntos positivos de todas las familias pero también, las carencias. Y es que, a veces, cenar con ese cuñado con el que no se tiene una relación agradable, resulta de todo menos un plan inolvidable. En el peor de lo casos, también se producen situaciones de incomunicación total y de indiferencia. Personas de una misma familia que se cruzan por la calle y evitan la mirada porque ni siquiera quieren hablarse.

Es normal que dentro de una misma familia haya personas con las que te sientes genial y otras con las que no tienes nada en común más allá de los propios vínculos afectivos. Por ello, es esencial adoptar la postura adecuada para evitar frustraciones y dolores innecesarios. ¿Cómo se puede mejorar una relación familiar? En primer lugar, no aspires a ser el mejor amigo de tus primos, tíos o sobrinos. La amistad es un vínculo que no tiene nada que ver con la familia. Más allá de que en algunos casos, puedas sentirte muy cercano a algunas personas de tu familia, les cuentes tus confidencias e intimidades con total tranquilidad.
SEGUIR LEYENDO “Malas relaciones familiares”

Ideas para triunfar en las reuniones familiares


Al final, una familia es tan extensa que como sucede en la vida misma, tienes personas con las que te llevas mejor y otras con las que no te sientes tan bien. Por ello, cuando tienes pareja y tienes que conocer a toda su familia puedes sentir cierto vértigo ya que en cierto modo, siempre prefieres estar con tus padres o tus hermanos antes que con los suyos. Para afrontar las reuniones familiares hace falta mucho sentido del humor y también generosidad. Es decir, entender que eso es algo importante para una de las personas que más quieres. Y que también agradeces que el otro haga lo mismo por ti y trate con educación y cariño a tus seres queridos más cercanos.

A la hora de afrontar las reuniones familiares siempre debes intentar sentarte en la mesa junto a alguien con quien sabes que estarás bien y que tendrás conversación. Sin duda, también puedes apostar por temas de conversación que no sean demasiado trascendentales para que todo el mundo pueda participar sin miedo a conflictos ni a peleas.
SEGUIR LEYENDO “Ideas para triunfar en las reuniones familiares”

La unidad familiar y los valores


Si quieres consolidar tu familia como tal es muy importante que tú y tu pareja habléis sobre los valores. Los valores sustentan a sus miembros y hacen que la convivencia resulte mejor. Una unidad familiar fuerte crea un lugar seguro, positivo y de apoyo para todos los miembros. Estos, son capaces de utilizar los recursos y de vivir juntos de una manera muy sana. Los adultos de una familia suelen convertirse en los modelos de conducta.

Tú y tu pareja, si tenéis niños debéis resolver problemas juntos y pasar vuestros conocimientos a la próxima generación. Algunos elementos más importantes de un sistema familiar consolidado son la: la cohesión familiar, la flexibilidad y la comunicación. La cohesión se define como la sensación de ser amado, de pertenecer a un grupo y el nutrirse de él. Debe haber un equilibrio entre estar juntos y ser independiente. Una persona debe ser capaz de desarrollar su individualidad, mientras se apoyo y confianza en su familia.
SEGUIR LEYENDO “La unidad familiar y los valores”

La llegada de los hijos transforma a la pareja


Una historia de amor tiene diferentes etapas, todas ellas igual de importantes dentro de la evolución y la perfección de un sentimiento que debe alimentarse y cultivarse día a día por ambas partes. De hecho, el amor implica un trabajo de equipo puesto que la indiferencia de uno es suficiente para causar el distanciamiento en el otro.

Dentro de las diferentes etapas de la una historia de amor, una de las más bonitas se produce ante la formación de una familia. De hecho, cualquier mujer define el día de dar a luz como uno de los más emotivos de su vida puesto que el misterio de dar a luz a un nuevo ser es fascinante. Los hijos transforman la vida de pareja que a partir de ese momento, tiene unas prioridades distintas. Además, de forma positiva, un hijo se convierte en un motor para vivir y para salir adelante. Por otra parte, cualquier persona descubre que es menos egoísta al anteponer los intereses del hijo a los propios.
SEGUIR LEYENDO “La llegada de los hijos transforma a la pareja”

Conocer a los suegros


Llega un momento en que la mayoría de las relaciones de pareja se afianzan con el tiempo, lo que conlleva entre otras cosas el conocer a la familia de nuestra respectiva compañero/a, en concreto a sus padres.

Aunque es un parentesco que siempre ha tenido mala fama, hay que intentar evitar los conflictos en todo momento, creando así un nuevo lazo familiar basado en el afecto y respeto como personas que todos somos.
De lo contrario puede repercutir seriamente en nuestra relación amorosa. Para conseguir una buena relación con los suegros hay algunas sugerencias:

– Toma una visión positiva de esa nueva parte de la familia en tu vida. Piensa en ellos como una extensión de tu pareja y quiérelos por ello.
– Procurar tener tiempo para ayudarlos en tareas que no puedan hacer solos. Al mostrarles tu interés por ellos reforzará los lazos familiares y así en vuestros momentos de necesidad, recibirás su ayuda con más facilidad.
– Nunca intentes poner a tu pareja en contra de sus padres. Si tienes alguna opinión negativa sobre ellos exprésala con delicadeza, pues de lo contrario la acabarías poniendo en muy mala posición al tener que mediar entre las dos partes provocando en muchos casos una elección forzada.
– Llámalos y muestra interés por tus suegros. Es muy constructivo pasar momentos a solas con ellos para formar lazos como individuos.
– Piensa que nadie es perfecto y sé indulgente con sus defectos. Cuando cometan errores acepta las disculpas y si no las recibes, perdona y sigue adelante.

Si lo consigues, beneficiará a tu paz mental y piensa que el rencor solo lleva a la autodestrucción y a que se perjudique la relación. La familia siempre es lo más importante.