Personas que sólo piensan en sí mismas


Existen personas que sólo piensan en sí mismas, y la realidad es que como pongas tus expectativas en alguien con ese perfil psicológico, corres el riesgo de sufrir al ver que das y no recibes de la misma forma. Las personas que sólo piensan en sí mismas son aquellas que ven sus necesidades pero no ven las de los demás. Por ello, si quieres tener algún tipo de vínculo con una persona que no ve más allá de su ombligo, corres el peligro de tener que rebajarte para poder estar siempre adaptándote tú. Y también, te verás siempre obligado a esperar un poco de atención, casi como si tuvieras que mendigar su cariño o tuvieras que estarle agradecido por el simple hecho de existir.
SEGUIR LEYENDO “Personas que sólo piensan en sí mismas”

El exceso de ego o vanidad


El exceso de ego o de vanidad interfiere de una forma negativa en el amor. Así sucede cuando, por ejemplo, una persona cree estar tan por encima de los demás que nunca se enamora de verdad porque tiene cierto complejo de superioridad. Pero además, tiene tal ego que considera que nunca debe ir detrás de otra persona, es decir, que debe ser halagada constantemente.

Pues bien, el momento de limitar las alas del ego llega cuando alguien se da cuenta de que ese modo de ser le hace sufrir, porque interfiere de forma negativa en las relaciones personales. No sólo en el amor, sino también en la amistad, en el ámbito familiar o en el plano laboral.
SEGUIR LEYENDO “El exceso de ego o vanidad”

El ego mata el amor


El ego es una palabra muy corta pero que contiene en sí misma tal cantidad de energía negativa cuando se da en exceso, que logra matar cualquier sentimiento de amor o de amistad. La realidad es que el ego te hace admirarte a ti mismo, quedarte encerrado en tu yo, creer que eres el mejor… O incluso, te lleva al orgullo de pensar que siempre tienes la razón en todo y que nunca te equivocas.

Cambia el ego por aprender a querer mejor a tu pareja. Intenta ponerte en su lugar, incluso, aunque a veces no compartas un pensamiento del otro, intenta no cuestionarle, simplemente, apóyale si se trata de algo importante para él. Además, a base de empezar a ser más generoso también te darás cuenta de que merece la pena aprender a vivir siendo más flexible y que el ego lejos de engrandecerte lo que hace es enpequeñecerte y hacerte diminuto.
SEGUIR LEYENDO “El ego mata el amor”