Cinco razones para no tener una doble vida


Resulta sorprendente que en una sociedad en la que existe tanta libertad a nivel sentimental, existan personas que caen en la trampa de tener relaciones paralelas. Es agotador tener una doble vida. Si ya requiere de bastante exigencia tener una relación de pareja estable y feliz, sumar a dichas obligaciones, el esfuerzo extra de mantener una relación en secreto, entonces, la lucha interna puede ser agotadora en aquel que para mantener una doble vida, convive con la tensión y el miedo de ser descubierto.
SEGUIR LEYENDO “Cinco razones para no tener una doble vida”