Pedir perdón con humildad


Parece que todo resulta más fácil cuando somos nosotros quienes tenemos elevadas exigencias hacia aquellos que nos rodean: pareja, amigos y familia. Sin embargo, todo se ve de una forma más difuminada cuando en primera persona tenemos que asumir con valentía nuestras propias carencias. Sin duda, el arte de pedir perdón es un privilegio que sólo está destinado a los valientes emocionales. Es decir, a aquellos que con humildad saben rectificar a tiempo, pedir disculpas y dar las gracias por el cariño.

Para pedir perdón a otra persona, previamente, tienes que perdonarte tú a ti mismo por aquel error que cometiste. Lo cierto es que la culpa no es una buena compañera de viaje cuando se arrastra durante muchos años. Existen culpas que incluso, proceden de la infancia. El arte de pedir perdón implica poner el corazón en los actos, es decir, tener la capacidad de reflexionar desde un punto de vista ético sobre determinado hecho.
SEGUIR LEYENDO “Pedir perdón con humildad”

Aprender a pedir disculpas a un amigo


A veces con los amigos, somos capaces de meter la pata sin ni siquiera darnos cuenta. Otro problema llega cuando debemos pedir disculpas. ¿Qué se necesita, en realidad, para reparar una amistad rota? Simplemente saber pedir disculpas a nuestro amigo. Si no se habla el tema, las grietas que se causan a la relación pueden hacerse mucho más profundas y conseguir que la relación nunca se recupere.

Pueden quedar algunas cicatrices pero, el paso del tiempo, puede ir haciendo que nos olvidemos de ellas. Siempre pensamos que la unión con nuestro mejor amigo es irrompible pero, eso no es verdad. Una tontería puede hacer que le rompamos el corazón y que nuestra amistad se vea seriamente dañada. Si nos vemos ante esta situación, lo mejor no es evadir el tema y dejar que el tiempo pase, sino romper el hielo y hablarlo.
SEGUIR LEYENDO “Aprender a pedir disculpas a un amigo”