Cómo llevarte mejor con tus cuñados


Tener una relación positiva con la familia política también es enriquecedor para la propia relación de pareja ya que los conflictos producidos por enfrentamientos familiares producen un gran desgaste en la pareja. Cuando criticas a tu familia política, tu pareja se siente como si tuviese que elegir entre ellos y tú. Tener más empatía con la pareja significa comprender que su familia es importante en su vida, y por tanto, también lo es en la tuya. Al menos, cuando se trata de una relación estable con un proyecto de vida en común. ¿Cómo mejorar la relación con tus cuñados?
SEGUIR LEYENDO “Cómo llevarte mejor con tus cuñados”

Tener buena relación con los hermanos de tu pareja


El tener una relación con una persona, supone también aceptarla con sus defectos, virtudes y familia incluidos por supuesto, sus hermanos. Claro está que si no logras conseguir con ellos una estupenda relación, lo ideal es conseguir al menos un trato cordial, ya que tendréis que coincidir en diversas ocasiones como comidas familiares, bodas, etc.

Las relaciones humanas son sumamente difíciles, pues mientras con algunos tenemos un vínculo sano, con otros simplemente no existe relación alguna.

Por eso es importante tomar en cuenta que todos somos diferentes, y que eso hace aún más difícil que las relaciones sean perfectas, pero que quizá haya otras situaciones extras que compliquen una buena relación humana.

Son aconsejables estos tips para que mejores esa relación con los hermanos y hermanas de tu pareja:

Practica la empatía: significa ponerse en lugar del otro e intentar comprender su punto de vista desde su posición.
Siembra positividad en los demás intentando encontrar el lado positivo de cada persona. Si siembras positividad en tu entorno, ellos te devolverán también mensajes cada vez más positivos.

El ambiente negativo volverá a ser progresivamente positivo.
Persevera en ver las cosas buenas de la gente e intenta comprender y ser generoso con sus cosas menos buenas.

Actúa positivamente en pequeños detalles de la vida diaria en tu relación con tus cuñados:

• Elogia sinceramente
• No critiques
• Interésate con sinceridad
• Llámala/o por su nombre
• Escúcha con atención
• Trata que se sienta importante
• No discutas
• Muestra respeto por sus opiniones
• Admite rápidamente si te equivocas
• Comienza con una frase amistosa cuando trates un tema espinoso
• Muestra simpatía por sus ideas
• Esfuérzate en crear un clima positivo