El arte de amargarse la vida


Sin duda, hay un arte que muchas personas ponen en práctica, especialmente, en un momento de desamor: el de amargarse la vida. El de sentir que no son lo suficientemente valiosas, que han sido culpables de aquello que les ha pasado, que nunca conocerán el amor… Mil pensamientos de este tipo que lejos de generar bienestar lo que hacen es que te sientas pequeño y diminuto. Además, tienden a compararse con los demás, con aquellos que ya han conocido a su media naranja… La realidad es que desde fuera todo parece perfecto pero tal vez, si estuvieras dentro de una historia, nada te parecería tan bonito.

El arte de amargarse la vida no sólo es propio de personas solteras sino también de personas que están en pareja y se cuestionan constantemente el estado de su relación. No saben si la otra persona es la más adecuada para compartir su vida, dudan de los sentimientos, tienen celos y desconfianza… En este caso, cuando se adopta este rol es como vivir con el enemigo en casa.
SEGUIR LEYENDO “El arte de amargarse la vida”

Sin pareja


La vida es una aventura que tiene sus etapas de bonanza y también de menos suerte. Lo cierto es que es una utopía pensar que todo el mundo encontrará a su media naranja en algún instante, es decir, también existe gente soltera que permanece en una búsqueda eterna del amor o también, que pierde su fe en encontrarlo. Vivir sin pareja es una opción más de vida que puede ser totalmente frustrante para aquel que toda su vida soñó con formar una familia y con tener hijos.

Por el contrario, existen personas que sacan un gran partido a su soltería, disfrutan de su libertad, viajan y tienen una disponibilidad total para hacer vida social, conocer gente nueva y hacer planes incluso de una forma independiente. De todo modos, en la mayoría de las ocasiones, la soltería es una etapa transitoria de la vida que en algún momento puede derivar en otra diferente: vivir en pareja.
SEGUIR LEYENDO “Sin pareja”