Sentirte solo y sin amigos en un momento difícil

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


Existen muchas circunstancias y momentos en la vida. Pero cuando atravesamos situaciones difíciles y nos sentimos solos, dichas circunstancias parecen más negativas todavía. Seguro que en algún momento de tu vida has descubierto que es en los momentos difíciles cuando conoces de verdad a tus verdaderos amigos, a esas personas que están a tu lado y te acompañan. En ocasiones ocurre, que por distintos motivos, una persona se siente sola y sin amigos en este tipo de situaciones. ¿Qué hacer entonces?

Reflexionar sobre el motivo de la falta de amistades

Es positivo hacer una reflexión sobre el verdadero motivo de la falta de amistades en relación con aquello que uno mismo ha podido hacer para que esto ocurra de este modo. Así sucede, por ejemplo, en el caso de haber descuidado las relaciones personales por estar excesivamente centrado en el trabajo.

En el caso de que eso ocurra, conviene tomar la iniciativa de llamar por teléfono y propiciar el contacto con algún antiguo amigo que seguro que está encantado de recibir esa llamada. Las relaciones personales también pueden retomarse en algún momento si existe interés común. Pero para que eso suceda, una de las dos partes debe dejar el orgullo de lado y tomar la iniciativa.

Puede ocurrir también, que una persona no haya tenido buena suerte en la amistad y realmente, no haya dado con las personas indicadas para formar relaciones sólidas. En ese caso, es positivo tener confianza, buscar apoyo en la familia y tomar la iniciativa de participar en entornos de relación social en los que poder conocer gente nueva.

Cómo sentirte menos solo

Cuando la soledad llega, pesa todavía más si la persona pasa la mayor parte de su tiempo en casa. Es positivo potenciar la fuerza de voluntad y actuar incluso en contra del propio apetecer del momento para hacer planes aunque sea en solitario: ir al cine, acudir a la biblioteca para leer revistas, libros o periódicos, salir a pasear y hacer actividades. En algunos casos, no tener compañía para realizar determinado plan puede ser un freno, sin embargo, en muchos casos es posible disfrutar de un plan sin compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *