Seis sentimientos que matan el amor

Share on Facebook5Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


El amor es un sentimiento muy fuerte, sin embargo, no es invencible. Puede ser muy frágil cuando su soporte principal son sentimientos que debilitan la esencia del cariño y de la confianza. ¿Qué seis grandes enemigos del amor debes eliminar de tu corazón?

La envidia

La envidia es la tristeza por el bien ajeno, una tristeza que surge de la comparación por parte de quien se posiciona en un rol de inferioridad respecto de su pareja. Nadie es menos, ni más que nadie. Pero además, no te compares con tu pareja cuando tú eres único.

La ira

La ira acumulada, que surge cuando una pareja suma un montón de problemas sin resolver, es un foco de vulnerabilidad en las relaciones de pareja. Así ocurre, por ejemplo, cuando en una discusión presente salen trapos sucios de los últimos años. Y entonces, con esta actitud, llega un día en el que la paciencia de uno de los dos o de ambos, se agota.

Los celos

Los celos duelen pero son todavía más negativos cuando se asumen como lógicos y naturales. Sin duda, los celos tienen solución y un tratamiento psicológico puede ser muy terapéutico para ganar autoconfianza en uno mismo.

El orgullo

Existe una situación que causa mucho sufrimiento a algunas personas. Estar con una persona que nunca pide perdón por sus errores. Sin duda, tener la humildad de reconocer un daño es una actitud de inteligencia emocional que alimenta la confianza mutua.

El miedo

El miedo extremo de quien vive con temor a situaciones que pueden vivirse en el amor, por ejemplo, una ruptura, una infidelidad o cualquier circunstancia de este tipo, conduce a una obsesión y dependencia, que nada tiene que ver con el amor sano y maduro.

El desinterés

La falta de interés por compartir tiempo con la pareja, produce una gran barrera en la relación. Si no se pone una solución a tiempo, la consecuencia directa es la ruptura o la crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *