Personas que sólo piensan en sí mismas
Existen personas que sólo piensan en sí mismas, y la realidad es que como pongas tus expectativas en alguien con ese perfil psicológico, corres el riesgo de sufrir al ver que das y no recibes de la misma forma. Las personas que sólo piensan en sí mismas son aquellas que ven sus necesidades pero no ven las de los demás. Por ello, si quieres tener algún tipo de vínculo con una persona que no ve más allá de su ombligo, corres el peligro de tener que rebajarte para poder estar siempre adaptándote tú. Y también, te verás siempre obligado a esperar un poco de atención, casi como si tuvieras que mendigar su cariño o tuvieras que estarle agradecido por el simple hecho de existir.

Existen personas que sólo piensan en sí mismas. Ante esta realidad, sólo puedes hacer una cosa: pensar tú en ti. No dar mil oportunidades a alguien que te decepciona una vez tras otra, que no sabe agradecer el hecho de que estés ahí o que le hayas abierto una puerta en tu vida. Es muy frustrante intentar tener una relación de amor o de amistad con una persona egocéntrica, que además, ni siquiera reconoce que lo es. Porque en general, el ser humano tiene una gran capacidad de autoegaño.

De aquello, en general, aquellas personas que piensan que el mundo gira a su alrededor, adoptan el rol de víctimas, es decir, sólo ven los defectos ajenos y las imperfecciones en los demás. Cuando te encuentres en la situación de dar y recibir un portazo en las narices, entonces, date a ti mismo el siguiente mensaje: “Me merezco algo mejor”. Y sigue con tu vida, céntrate en tu bienestar y valora a aquellos que de verdad están ahí, porque quieren estar y les apetece formar parte de tu mundo.