Perdonar una infidelidad no significa olvidar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El perdón y el olvido no son dos términos equivalentes puesto que nadie puede olvidar una historia que forma parte de su vida. Algunas personas sufren cuando de corazón quieren perdonar una infidelidad, sin embargo, sienten que no pueden olvidar lo que ha pasado. La clave reside en no confundir el significado del olvido. La verdadera superación de la infidelidad se produce cuando a pesar de lo que ha ocurrido, existe una aceptación de los hechos y un compromiso real por seguir luchando por esta historia sin volver a convertir el tema de la infidelidad en asunto de discusión cada vez que se produce un desacuerdo en la pareja. La decisión de perdonar o no una infidelidad es compleja, difícil y dolorosa.

No hacer promesas antes de tiempo

Esta es una de las razones por las que es positivo que aquel que se ha sentido engañado, se tome el tiempo que considere necesario para tomar su decisión, aclarar sus ideas y saber qué quiere. De lo contrario, puede suceder que haga una promesa que no está preparado para llevar a cabo. El perdón es un acto de amor pero es un gesto libre. Pero también conviene puntualizar que en ocasiones, el amor no es suficiente para que una pareja encuentre su final feliz después de una infidelidad.

El impacto psicológico de la infidelidad es alto, produce un cambio en la interpretación de la realidad, afecta de lleno al núcleo personal de quien se siente decepcionado.

Ser consciente de la realidad

Una infidelidad no se puede borrar una vez que se ha producido. Las parejas que realmente salen fortalecidas a partir de una experiencia que hubiesen deseado no vivir, es ser conscientes de cuál es su historia, reconocer sus fortalezas y debilidades. Incrementar el autoconocimiento con el objetivo de que esa experiencia no vuelva a repetirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *