Organiza una boda secreta

Share on Facebook5Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Lo cierto es que la forma en la que se celebran hoy día las bodas no gusta a todo el mundo. La realidad es que para una persona tímida o que no disfruta en exceso con eventos multitudinarios, el día de su boda se puede convertir en todo menos en un momento íntimo y bonito si cuando entras a la iglesia tienes a cien o a doscientas personas que te están mirando. Existe una realidad más que evidente desde un punto de vista filosófico, y es que, no existe nada tan íntimo como decir te quiero. Se trata de un instante vivido entre dos personas que no necesita más testigos.

Entre los personajes famosos por el contrario, se empieza a imponer otro tipo de moda diferente, y es la de organizar una boda secreta con el objetivo de proteger la intimidad de los objetivos de la prensa rosa. Cada persona debe celebrar su gran día tal y como desee. Pero es importante pensar en alternativas cuando no es tu sueño casarte igual que todo el mundo. De hecho, también existen personas que no organizan su boda sencillamente, porque hacer frente a tantos preparativos les resta tiempo y estrés.

Por otra parte, una boda también implica un coste económico notable aunque también es verdad que los novios obtienen dinero en regalos. Conviene que hagas balance de cómo te gustaría vivir tu gran día antes de celebrarlo, sencillamente, porque será algo que ya no se volverá a repetir. Una boda secreta tiene su toque de romanticismo y de magia para muchas personas. Igual que lo tiene elegir el destino del viaje de novios.

Existen muchas ciudades diferentes. La gran mayoría de las parejas desean conocer en su gran día algún destino lejano y remoto en el que no hayan estado. Lo cierto es que el lugar más sencillo del mundo se convierte en mágico en caso de que estés con la persona a la que realmente quieres. Pero existe una ciudad perfecta para viajar en compañía de tu alma gemela: París, la ciudad del amor por excelencia. En definitiva, vive y celebra tu gran día como de verdad desees en base a tu modo de ser ya sea con muchos invitados o con pocos. Lo importante es que en tu boda seas tú quien se siente realmente bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *