Los celos son tan destructivos como cualquier obsesión
Existen diferentes conflictos que pueden surgir en el seno de una pareja. Uno de esos conflictos tiene nombre: los celos. Celos que son muy destructivos no sólo para aquel que es víctima de ellos sino también, para aquel que los padece. La persona celosa generalmente, tiende a buscar justificación de su comportamiento, es decir, cree que su pareja le da motivos para desconfiar. Con esa excusa puede incluso llegar a mirar sin permiso su teléfono móvil o su ordenador con el deseo de encontrar una prueba que confirme sus sospechas.

Los celos lejos de alimentar el amor lo terminan matando ya que ninguna obsesión es buena y positiva a nivel emocional. Al contrario, resulta agotador convivir con una persona celosa que en más de una ocasión puede llegar a actuar de modo infantil.

Los celos están causados en más de una ocasión por una falta de autoestima, por tanto, si alguna vez te sientes víctima de una situación de celos tienes que aprender a valorarte más en vez de asfixiar a tu pareja con preguntas que pueden llegar a rozar incluso lo irracional.

Para resolver un problema de celos que sea importante puedes solicitar la ayuda de un profesional experto en la materia, es decir, puedes acudir a un psicólogo puesto que él podrá orientarte y asesorarte en base a tu caso particular y concreto. Para evitar los celos debes aprender a convivir con ellos hasta que logres eliminarlos por completo pero además, también tienes que mantener tu mente ocupada.

Por ejemplo, si tu pareja sale de fiesta un viernes por la noche con sus amigos para divertirse no te quedes sola en casa dando vueltas a la cabeza. Busca un plan con tus amistades o con tu familia que te será de gran ayuda para entretenerte y darte cuenta que es positivo que cada uno pueda tener y cultivar su propio espacio.