Las tres causas de fracaso personal que más duelen

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


El fracaso produce sufrimiento. Sin embargo, existen distintas causas que producen el sabor amargo de la derrota. Uno de los fracasos que más duele es el sentimental. Siendo todavía más doloroso cuando se trata de una ruptura de una relación estable, teniendo hijos pequeños en común a quienes hay que comunicar la noticia. Una mala relación con la familia política también produce un desgaste emocional importante.

Fracaso laboral

Existen distintas formas de fracaso profesional: haber montar un negocio teniendo que cerrar las puertas tiempo después por falta de beneficio económico, vivir el desempleo de larga duración (con el daño a la autoestima que esta falta de actividad puede producir), no haber logrado un propósito personal importante, tener la sensación de llevar años estancado en un empleo llegando a sufrir incluso el síndrome del quemado.

El desempleo profesional puede llegar a afectar incluso a la relación de pareja ya que el grado de insatisfacción laboral influye en el modo en el que una persona se siente consigo misma. En caso de convivir con una pareja perfeccionista o ser uno mismo el que tiene un alto ego, también produce un gran desgaste competir con el otro por tener mejores resultados profesionales.

Sentir que vives una relación de pareja que no te permite crecer y evolucionar como persona también es un motivo de gran insatisfacción.

El fracaso de una segunda oportunidad

Algunas parejas se dan una segunda oportunidad en su relación, volviendo a sentir un gran sufrimiento cuando tras este segundo intento, la historia no avanza. Y entonces, la sensación de vacío puede ser todavía mayor al volver a convivir con las expectativas rotas.

Algunas personas toman la iniciativa de hacer una terapia de pareja cuando ya es demasiado tarde. Y se quedan con la duda de qué hubiese pasado en el caso de solicitar antes ayuda profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *