Errores que terminan quemando a las parejas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2


El síndrome del quemado no solo puede vivirse en el trabajo como consecuencia de una falta de demostivación absoluta sino que este sentimiento de agotamiento psicológico también es frecuente en relaciones de pareja que están estancadas en un punto sin retorno pero no dan el paso de romper. ¿Cuáles son los errores que matan la pasión y las ilusiones del amor?

Olvidarse de sí mismos

En ocasiones ocurre, que una persona se olvida de sí misma ante la urgencia de atender los asuntos de trabajo, las tareas de la casa, las rutinas de la conciliación laboral, el cuidado de los niños… Y llegado el momento, las personas se dan cuenta de que han asumido muchos roles distintos en su vida, sin embargo, han descuidao uno de los más importantes: el de pareja. Esto se hace visible cuando ya no hay momento para estar los dos a solas, y si lo hay, ya no quedan conversaciones de interés común. Cada uno tiene la sensación de estar con un extraño.

No escuchar al otro

Las insatisfacciones no se hacen gigantes en cuestión de un día sino que se va agrabando cuando uno de los dos o ambos no se escuchan. O también, cuando se infravaloran los puntos de vista del otro y no se les da importancia. En el peor de los casos ocurre que las parejas comienzan a escucharse realmente en el momento de la ruptura ante el miedo de perder al otro de forma definitiva. Y entonces, descubren que muchos de esos reproches no son nuevos sino que ya los habían oído antes.

Poco tiempo para los amigos

Cuando una persona desconecta de su grupo de amigos de siempre, siempre tiene prisa por volver pronto a casa después del trabajo y no comparte espacios de ocio con sus compañeros, puede echar de menos la ilusión de tener esta parcela de ocio que es tan vital a nivel mental para todo ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *