El juego de la palabra en la seducción

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las palabras tienen la capacidad de envolverte, cuando las pronuncia una persona interesante, que te transmite algo positivo y que además, sabe expresarse de forma perfecta en fondo y en contenido. El juego de la palabra refleja la seducción en estado puro que son capaces de llevar a cabo aquellas personas que tienen un buen nivel de seguridad y de confianza en sí mismas, pero especialmente, mucha práctica a la hora de ligar. Es decir, aunque puede que muchas veces, haya personas que se dejan cegar por los elogios y piropos que surgen de forma rápida, en ocasiones, hay que ir más allá para descubrir si esa situación es personal, o más bien, el seductor tiene la capacidad de decir lo mismo a personas diferentes.

En ese caso, el sentimiento de ser especial, decae para pasar a sentirte uno más, en medio de un montón de gente. Es decir, conviene que no te dejes eclipsar por el artificio de las palabras para dar paso a la verdad, que muchas veces, tienen los silencios, la timidez o la sensación de no saber qué decir exactamente, cuando tienes delante a alguien que te importa de verdad.

Eso no quiere decir, claro está, que todo aquel que tiene un perfecto dominio de la palabra en la seducción, sea una persona artificial. Nada más lejos de la realidad. Lo único que hay que hacer es dar tiempo al tiempo para poder ver la verdad de las cosas y llegar al fondo del alma de la otra persona. De hecho, el piropo es todo un arte en el juego de la seducción que cada vez está menos extendido en España, y que, sin embargo, sigue muy vigente en otros países como Argentina donde los chicos dicen cosas bonitas a las chicas cuando van caminando por la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *