El divorcio en Estados Unidos
El divorcio es una de las palabras más terribles que se puede escuchar en un matrimonio. En términos simples, el divorcio se conoce como la finalización de una relación marital. A pesar de que el fin del divorcio es el mismo en todo el mundo, su realización no se practica igual en todos los países del mundo. Hoy te explicamos un proceso de divorcio en los EE.UU.

El proceso de divorcio en los EE.UU. es diferente en muchos de sus estados. La duración de todo el proceso puede variar demasiado de un sitio a otro. Normalmente, las parejas que quieran divorciarse, deben realizar los siguientes pasos:

– Presentación de la Petición: este es el primer paso en el proceso de divorcio.
– Custodia de los hijos: el juez decide cuál de los padres tendrá la custodia de los hijos, si hay o no custodia compartida, y también el régimen de visitas.
– Distribución de propiedad: las propiedades de la pareja de distribuyen de acuerdo a las normas y reglamentos de la ley en cada estado.
– Pensión alimenticia: esta es la cantidad de dinero que recibe el cónyuge como “mantenimiento”. Hace tiempo, solo era la mujer la que obtenía esta pensión pero de acuerdo con las nuevas leyes, en algunos estados, el miembro con más ganancias será el que proporcione apoyo financiero a la pareja.

El divorcio puede ser un alivio tanto para las parejas como para las familias, o en contra de ello, puede convertirse en un verdadero trauma emocional. Sea en la parte del mundo que sea, está claro que el divorcio es una situación dolorosa de la que, poco a poco, hay que intentar salir.