El amor entre profesor y alumna
Hace un tiempo en uno de los artículos de Son Pareja una lectora contó brevemente su historia. Esta chica se había enamorado de su profesor de universidad. Una situación que es más habitual de la que parece a simple vista, sencillamente, porque cuando eres alumno y cuando tienes entre 18 y 22 años se tiende a idealiza mucho la figura del docente cuando es joven y atractivo.

Pero en realidad, para dejar de lado esta idealización, es importante entender que no sabes nada de la persona que cada día te da clases. Es decir, que no sabes nada de todo aquello que rodea a tu profesor fuera del aula. Por otra parte, es verdad que a veces, surgen amores dentro del aula. Pero en este caso, creo que lo adecuado para empezar a salir es cuando ya se ha terminado el semestre. Es decir, mejor no mezclar los asuntos del trabajo con el placer.

Más allá de esta cuestión, los cierto es que entre el profesor y los alumnos siempre debe existir cierta distancia ya que en dicha distancia reside la base del respeto y es bueno saber dónde están los límites. Es decir… ¿Para qué obsesionarte con un profesor cuando en la universidad hay muchos alumnos de tu misma edad?

En la universidad, siempre existen profesores muy jóvenes que son, generalmente, los que despiertan el interés en las alumnas. Por ello, aquellos profesores jóvenes, conscientes de que esto se puede producir, deberían marcar todavía más la distancia con las alumnas para evitar mal entendidos y hacer mejor su profesión. Al final, claro que surgen historias de verdad dentro de la universidad pero precisamente, cuando un amor es de verdad, las cosas se hacen bien. Es decir, el inicio de la historia empieza cuando él ya no es el profesor de esa alumna.