Efectos negativos del exceso de romanticismo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


El romanticismo que está tan presente en las comedias de amor también es un ingrediente anhelado por muchas parejas. Sin embargo, con exceso el romanticismo también puede ser perjudicial para el enamorado que vive su relación más centrado en el plano del ideal que en cómo es su historia realmente.

Desde esta perspectiva, una persona que es muy romántica pero poco realista, sufre porque siente que la realidad no está a la altura de la perfección del amor en su máxima expresión. Otra consecuencia negativa del exceso de romanticismo es que puede darse un desequilibrio importante entre el modo de sentir de ambos y las prioridades. Puede que la otra persona tenga un carácter más pragmático y esta sea su forma de demostrar lo que siente.

Experimentar la insatisfacción romántica

La insatisfacción romántica surge de una idea del amor equivocada puesto que la etapa de enamoramiento no solo no es eterna sino que en sí misma, también muestra la idealidad de no conocer al otro tal y como. Una persona que es muy romántica necesita muestras de afecto frecuentes, como si necesitara reafirmarse constantemente en la idea de sentirse querido.

Cuidado con la exaltación del sentimiento

Una persona que es muy romántica da un peso muy importante a ciertos aspectos del amor como, por ejemplo, la exaltación del sentimiento y la vivencia de la emoción. Sin embargo, el diccionario del amor es mucho más amplio por lo que conviene ampliar este diálogo amoroso para no poner etiquetas a una historia que puede ser muy feliz a pesar de tener pocas dosis de romanticismo. O mejor dicho, el romanticismo también es muy personal y cada persona observa la belleza del amor en unas acciones concretas.

¿Por qué no hay que sobrevalorar la exaltación del sentimiento? Porque el amor también es razón y conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *