Dormir abrazados
Termina el día y te introduces en la cama con la intención de dejarte llevar por el placentero sueño y así sumergirte en un profundo descanso. Pero lo que más esperas a esas horas nocturnas es “permanecer pegadito” a tu pareja.

Durante el invierno los abrazos que brindas a tu amorcito, permiten que entres pronto en calor. Y, normalmente en cualquier periodo estacional los abrazos son el preámbulo para iniciar un episodio sexual… ¡La demostración del amor está servida!

Sin embargo, según revela un estudio, titulado “El arte de dormir”, y llevado a cabo por un portal de Internet en España, el popular “Meetic”, ocho de cada diez parejas prefieren no dormir abrazadas. El dato sorprende ya que también hoy día se sabe que cuatro de cada diez solteros admiten dormir abrazados a un peluche o a la almohada.

Con el fin de analizar el comportamiento de los españoles a la hora de dormir, dicho análisis, para el que se realizaron más de mil encuestas, aporta otros aspectos interesantes:

Dormir de lado es una de las preferencias, tanto de emparejados como de solteros (76% y 70% respectivamente).
– El uso del pijama se da de manera frecuente. Si especificamos porcentajes, hablaríamos del 56% de la gente.
– El 36% de los solteros duerme en ropa interior.
“Estar desnudo” mientras se duerme también supone una tendencia en alza.
– El 53% de quienes viven en pareja admite haber engordado.

Hay personas que sólo quieren dormir abrazadas a sus parejas por el simple hecho de sentir mayor protección, seguridad y sensación de amor. Al notar la respiración del otro se suele incrementar la paz interior. Realmente el abrazo te fusiona en una sola persona y seguramente “esa magia” se proyecte hacia las estrellas. Ellas pronto materializarán tus deseos.