Cuatro problemas de las parejas actuales
El contexto social también influye y mucho en el amor, por ello, la sociedad en la que nos toca vivir también marca una tendencia en las relaciones de pareja. Por ejemplo, en la actualidad, los problemas económicos influyen de una forma directa en el amor. Una relación también se resiente no sólo de los problemas de liquidez sino también, de la tristeza que sufre una persona cuando está en desempleo. En cambio, el estado de ánimo de una persona es mucho más firme cuando tiene un empleo estable con el que poder llegar a final de mes. Por ello, el desempleo se convierte en una prueba de fuego para una relación sólida.

Otro problema habitual en la sociedad actual es el amor a distancia puesto que además, existen muchas parejas que se conocen a través de la red. El amor a distancia no es un problema en sí mismo, sin embargo, en muchos casos, se ve como tal ya que el deseo inicial de una persona que se enamora es poder estar cerca de la persona amada. Por ello, lo habitual es que en algún momento, uno de los miembros de la pareja se desplace hasta el lugar de residencia del otro.

Además, también puede haber diferencias de criterio en relación con la forma de formalizar una relación. Existen personas que quieren pasar por el altar mientras que otras, simplemente, quieren vivir en común. Esta diferencia de opinión, a veces, se hace difícil de superar para quien quiere formalizar un matrimonio por la iglesia.

Para finalizar, otro problema habitual en las parejas de hoy día es la temporalidad del amor. Es decir, la idea de que el amor tiene fecha de caducidad. Cuando una pareja surge a partir de esta idea cae en lo que se conoce como profecía autocumplida.