Cuatro defectos de los hombres egocéntricos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


Existen distintos tipos de personalidad. Mantener una relación de pareja con un hombre egocéntrico significa estar enamorada de una persona que piensa solo en sí misma. Y esto produce una desigualdad en los roles que no es positiva para el amor. ¿Cuál es el perfil de la personalidad egocéntrica? ¿Qué cualidades son propias de un hombre vanidoso?

El egoísmo

Una de las características del hombre egocéntrico es el egoísmo que produce la perspectiva de pensar mucho en sí mismo pero poco en su pareja. Un hombre egoísta no cede prácticamente nunca, sin embargo, sí aspira a que lo haga su pareja. Es una persona que considera que tiene muchos derechos en la relación pero muy pocas obligaciones. Al mantener una relación con una implicación desigual, ella tiende a sentir que da mucho más de lo que recibe y es muy probable que en algún momento se sature.

Lo suyo siempre es más importante

Un hombre egocéntrico vive creyendo que todo aquello que le ocurre es más importante que aquello que le pasa a su pareja. Por esta razón, tiende a ser el centro de atención en las conversaciones y se aburre en el mismo instante en el que escucha a su pareja hablar sobre un tema que no le parece muy interesante.

Quiere tener la razón en todo

Un hombre egocéntrico también se define por querer tener la razón en todas las discusiones de pareja. Y en muchas ocasiones no basa sus argumentos en razones contundentes sino en la supuesta autoridad del “porque lo digo yo”.

Sentimiento de superioridad

El ego se manifiesta en ese sentimiento de superioridad que el hombre tiene respecto de su pareja pero también, respecto de sus amigos. Un ego que no es fruto de una autoestima sana sino de un concepto de felicidad basado en la apariencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *