Cómo prevenir la depresión por amor no correspondido

Share on Facebook5Tweet about this on Twitter2Share on Google+0


El amor no correspondido es una de esas experiencias amargas ante la que el enamorado se siente vulnerable por haber puesto sus expectativas y entregado su corazón, a cambio de nada. El amor llama al amor, es decir, el deseo de todo enamorado es ser correspondido. Que esto no se produzca no significa que el afectado sufra una depresión de forma directa, sin embargo, el amor no correspondido sí puede ser una posible causa de depresión. Una causa cuyo sufrimiento puede verse incrementado por otros factores, por ejemplo, la edad, situación personal del protagonista, creencias internas y nivel de resiliencia. ¿Cómo prevenir la depresión en estas circunstancias?

Cómo prevenir la depresión

Llorar, en este tipo de circunstancia, es muy sano para expresar la rabia interior, desatar el nudo del alma y quitar ese ahogo del desconsuelo. Es decir, en este tipo de situación, intenta no reprimir las lágrimas al compás de pensamientos del tipo: “Tengo que ser fuerte”.

En este tipo de herida emocional, es recomendable buscar el apoyo emocional de seres queridos y amigos cercanos, organizar planes tranquilos en su compañía, sentir el apoyo incondicional de esas personas que siempre están ahí. En lo bueno y en lo malo.

Intenta no proyectarte en el futuro a partir de tu presente. Intenta vivir más centrado en el corto plazo. Si estás pasando por un momento en el que te sientes bajo de ánimo, es posible que también visualices tu futuro bajo esta perspectiva. Pero nadie sabe qué puede pasar mañana. Intenta mantener vida la esperanza a partir del amor propio.

Cartas de amor a la vida

En un momento de amor no correspondido puedes experimentar ese malestar de no sentirte amado. Sin embargo, no confundas el rechazo con la falta de amor porque tu vida está llena de este sentimiento si observas con objetividad el mundo. Para ello, puedes realizar el ejercicio de coaching de escribir cartas de amor a la vida, dando las gracias por todos los regalos existenciales que recibes cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *